El presidente de la Federación de Fútbol de Castilla y León, Marcelino Maté, destaca en Burgosdeporte la necesidad de cambiar el actual modelo.

Es tiempo de cambios y de ajustar el modelo del fútbol español a la realidad actual. Lo ha puesto de manifiesto el presidente de la Federación Territorial de Fútbol de Castilla y León, Marcelino Maté, en una entevista concedida al programa de radio online “Vamos a ganar” de Burgosdeporte.

Maté considera que en estos momentos de crisis sanitaria por el coronavirus se producen tres escenarios en el ámbito fútbolístico: “Por un lado los clubes de élite y el fútbol profesional que busca una manera concluir la competición con los menores perjuicios posibles dentro de los intereses económicos importantes que tienen de por medio y que son fundamentales para su viabilidad, por otro lado están los clubes que no siendo profesionales manejan grandes presupuestos y tienen proyectos ambiciosos y por último los practicantes del fútbol, los equipos aficionados, que dan por hecho que esta temporada se ha acabado y que esperan que vuelva la siguiente para seguir disfrutando de este deporte”.

Desde su punto de vista no existe grave peligro en la desaparición de clubes de fútbol modestos en Castilla y León por esta crisis:”No veo ese problema de desaparición porque la mayoría de los clubes ya afrontó la crisis económica, tomaron medidas y ahora tienen suficiente experiencia y recursos para salir adelante, no creo que vayan a desparecer clubes de fútbol en Castilla y León”.

¿SIN PÚBLICO EN LOS ESTADIOS Y CAMPOS DE FÚTBOL?

En cuanto la posibilidad de entrar en una fase en la que los estadios y los campos de fútbol vayan a estar vacíos cuando se jueguen los partidos, Marcelino Maté considera que hay alternativas: “Es cierto que no podemos concebir un Santiago Bernabeu con 70.000 aficionados llenando las gradas, pero quizá si se puede pensar en que exista un 35 o un 50 por ciento del aforo con publico, cumpliendo con las exigencias que marquen las autoridades sanitarias, el fútbol no es diferente al teatro y si al teatro y otros espectáculos se les permite un porcentaje de público, en el fútbol deberá ocurrir lo mismo, incluso en el fútbol modesto también sería posible, cada día se están dando nuevos pasos y todo depende de la evolución de la pandemia y de las normas que se deban cumplir”.

IMPOSIBLE CONTENTAR A TODOS

El presidente de la Federación Territorial de Fútbol también expresó su apoyo a las decisiones adoptadas desde la Federación Española para la finalización de las competiciones: “Contentar a todos es imposible poque cada club tiene sus circunstancias concretas y sus propios intereses, había que buscar una solución y no creo que la decisión aprobada por la Comisión Delegada, sea la que más perjuicio pueda causar, aunque seguro que será contestada desde distintos sectores porque es imposible que todos se sientan satisfechos sea cualquiera la decisión que se adopte”.

PROFUNDA REESTRUCTURACIÓN EN EL FÚTBOL ESPAÑOL

Marcelino Maté dejó muy claro en el programa de Burgosdeporte la urgente necesidad de una profunda reestructuración en el fútbol español: “El futbol en España necesita una configuración diferente a la actual porque la situación social ha cambiado, el fútbol de hace unos años se atenía a una serie de requisitos, pero ahora el país es distinto y el fútbol también requiere configurar una pirámide de competiciones mucho más racional que la que tenemos hoy, porque no es lógico una Segunda División B con cuatro grupos, en la que equipos con 4 millones de presupuesto compitan con otros que apenas llegan al medio millón, con campos de juego muy diferentes y objetivos muy distintos, es verdad que hubo un tiempo en que esta estructura podía considerarse adecuada pero ahora ya no porque han pasado 45 años y han cambiado muchas cosas”.

Además Maté también puntualizó que: “No se puede pasar directamente de una categoría como Tercera División a Segunda B, porque es un cambio enorme con equipos muy distintos en su estructura y objetivos, incluso en la Tercera División hay equipos como el Zamora que no pueden estar compitiendo con el Becerril, por poner un ejemplo, debemos adaptar las competiciones a un nuevo modelo y quizá el modelo europeo tiene mucho que aportar en este sentido, el fútbol inglés tiene una estructura de la que se puede aprender, en España necesitamos una nueva configuración de las competiciones, con categorías intermedias entre la Segunda y la Segunda B y entre ésta y la Tercera”.

Una reestructuración que Marcelino Maté considera debe hacerse lo antes posible y advierte de que para ponerse en marcha en la temporada 2021-22, tendría que aprobarse en la asamblea del fútbol nacional este próximo verano, para establecer las normas en la competición de la próxima temporada que permitan su implantación en la siguiente. Sin embargo la pandemia de coronavirus y el año electoral pueden condicionar el calendario.

ELECCIONES

2020 será un año electoral en la Federación Española de Fútbol y también en Castilla y León, aunque Marcelino Maté no cree que sea el momento de abordar esta situación: “Ahora lo primero es terminar lo mejor que podamos la actual temporada y después, según vaya la evolución de la pandemia se vera el asunto electoral, pero en estos momentos eso no toca”.

Y tampoco confirma ni desmiente su posible presentación a la reelección como presidente del fútbol de Castilla y León: “Ahora es momento de defender el fútbol de nuestra Comunidad en las decisiones importantes que se deben adoptar y después ya veremos, preguntaré al fútbol de Castilla y León si consideran que debo presentarme o prefieren que me marche a mi casa, y según me digan tomaré la decisión, pero todo en su momento, ahora ese asunto no está sobre la mesa”.