El presidente del Burgos Promesas, José Luis Fernández Manzanedo, valora para Burgosdeporte el acuerdo firmado con el Burgos CF

No es un acuerdo más entre dos clubes de futbol, no es una mera formalización de filialidad por una temporada, es mucho más que eso y los protagonistas de la firma lo saben. Pepe Manzanedo, el presidente del Burgos Promesas es consciente del momento histórico que vive el fútbol en Burgos, con un acuerdo que tiene 14 años por delante, hasta la temporada 2033-34 y que apunta a una fusión futura de ambos clubes.

Hacía falta esta firma, en Burgos era un sueño incumplido de muchos años, una necesidad que todos veían pero que nadie abordaba con la suficiente valentía para hacerla realidad, ahora se han perdido los miedos y los egos, por eso ha sido posible.

José Luis Fernández Manzanedo, en declaraciones a Burgosdeporte, sabe muy bien lo que esto supone: «Es un buen acuerdo para el fútbol en Burgos, no solo para el Promesas ni para el Burgos CF, sino para los dos, ambos salimos potenciados y crecemos un poco más, mejoramos nuestra estructura y nuestra capacidad para competir, es bueno para todos».

Manzanedo reconoce que si todo va bien, el actual acuerdo debe terminar en fusión de ambos clubes: «El acuerdo que hemos firmado tiene un apartado sobre eso, lo importante es que comencemos a caminar juntos y luego el tiempo lo dirá, desde luego es una posibilidad que existe porque está establecida dentro del convenio».

«HEMOS TENIDO QUE CEDER EN COSAS Y ELLOS TAMBIÉN»

Durante muchos años las directivas de ambos clubes han realizado acercamientos, pero nunca habían cristalizado en un acuerdo de este calado, algo ha cambiado: «Lo que ha cambiado ha sido la buena disposición por las dos partes para conseguir este acuerdo, aunque nosotros esa buena disposición la hemos tenido siempre, y es paradójico que con una persona de fuera de Burgos, a la primera, hayamos logrado el acuerdo».

Fernández Manzanedo reconoce también que en la negociación han tenido que hacer sacrificios: «Está claro que tanto una parte como otra hemos tenido que ceder en algunas cosas, nosotros hemos dejado unas y el Burgos otras, porque de lo contrario es imposible poder conseguir un convenio, pero insisto en lo más importante, hemos firmado un acuedo muy beneficioso para todo el fútbol burgalés».

«QUE ESTÉN TRANQUILOS QUE NADIE SE VA A QUEDAR FUERA»

El presidente del Burgos Promesas es consciente de que se ha dado un gran paso, pero es el primero y requiere desarrollarlo: «Ahora llega lo difícil, ahora empieza todo, vamos a trabajar por lo que siempre hemos querido y deseado, que nuestros jugadores de la cantera puedan formarse, aprender y acceder a jugar en el primer equipo de la ciudad, eso es lo importante, por eso hemos firmado».

El Burgos Promesas ha escrito una carta a los padres de todos los niños que pertenecen al club, para tranquilizarles y transmitirles que «nadie se va a quedar fuera, eso lo tenemos claro tanto Franco Caselli como yo, todos los niños del Burgos y del Promesas tienen sitio en este proyecto, está diseñado para ellos, por eso es conveniente que si desean continuar, que se inscriban, para saber cuantos equipos tenemos que sacar la próxima temporada, pero contamos con todos ellos».

No es un sueño, es una realidad. El fútbol en Burgos comienza a tener un camino común.