Ya es oficial. La Vuelta ciclista a España no saldrá de los Países Bajos como tenía previsto debido a la pandemia del coronavirus. Aunque ambas partes han anunciado su deseo de que la prueba española sí arranque en el 2022 en Utrecht, como estaba previsto antes de que se aplazara hasta después del Tour (finales de agosto-septiembre) y Giro de Italia (octubre).  Burgos acogerá la salida de la Vuelta-2021.

«Es una lástima, un chasco para todos», ha admitido Martinj van Husteijn, director del comité organizador de la Vuelta Holanda. Tras ponerse en contacto con todas las partes implicadas, había tres etapas con salida y meta, con 34 localidades de paso, la organización llegó «a la conclusión de que era una tarea demasiado complicada porque dependemos de muchas infraestructuras yhay obras ya planificadas para esas fechas cuyo retraso tendría demasiado impacto para las ciudades».

Irún se perfila ahora como la ciudad que podría acoger la salida de la Vuelta-2020. Sería la segunda vez en que se inicie desde Guipúzcoa. La primera fue en San Sebastián (1961).

Pero Javier Guillén, el director de la prueba, todavía no ha querido hacerlo oficial. Sí que ha revelado la idea de seguir trabajando con la organización holandesa para dentro de dos años. «Hemos visto una ilusión y un grado de implicación altísimo. Lo mínimo que podemos hacer es explorar desde ya la posibilidad de salir de los Países Bajos en un futuro próximo».