Publicidad

El exfutbolista Pablo Infante valora para Burgos Deporte la nueva situación del fútbol en el escenario que se instalará conforme la crisis de la COVID-19 vaya cediendo. El burgalés se muestra crítico con la discusión de los test para los jugadores, poniendo de relieve la labor del sector sanitario, habla sobre la final de la Copa del Rey y también del tramo restante de la temporada del Mirandés.

“España es uno de los países con mayor índice de fallecidos por millón de habitantes”, apuntaba Pablo Infante, y se está “hablando de si hay test para los jugadores”. El exfutbolista señalaba: “Me parece un esperpento. Lo importante son los sanitarios y todas las personas relacionadas con el sector que se han dejado la vida e incluso su propia seguridad por cuidar a los demás”.

En este sentido, el burgalés recalcaba: “Aquí todos somos iguales, seas futbolista, médico, bombero, barrendero… La facilidad para hacer esos test tiene que estar disponible para cualquier ciudadano, independientemente de la profesión”.

Jugar sin público, el fútbol que viene

“El componente motivacional que tiene el público es sustancial”, destacaba el burgalés, que añadía que “no tiene nada que ver” jugar ante la afición que hacerlo sin ella.

Desde su experiencia en una semifinal copera, apuntaba: “No es lo mismo jugar una final de Copa del Rey con tu gente apretando, el ambiente, la atmósfera que se respira, que jugar un partido en Sevilla a puerta cerrada”, como se prevé que se celebrará el encuentro definitivo del torneo del KO en esta temporada.

Pablo Infante agregaba: “Para un equipo como el Athletic o la Real Sociedad, después de tantos años esperando para jugarla, que tengan la oportunidad y surja esto, es un fastidio”.

Publicidad

La reanudación en Segunda División y el futuro del Mirandés

“La capacidad física se pierde mucho y costará recuperar las sensaciones con el balón”, aventuraba el exfutbolista sobre la vuelta a la competición, que conllevará un “periodo de adaptación para que los jugadores se pongan en forma”. Infante puntualizaba: “Mi perspectiva es que la reanudación del fútbol no va a ser inmediata”.

En lo que respecta a la Liga SmartBank, la Segunda División, el burgalés analizaba que en ella “el desgaste físico es altísimo porque hay muchísima igualdad entre los equipos”. Esto provoca que “o estás al 100% todos los días, o a nada que bajes, no ganas ningún partido”.

El parón por el coronavirus le pilló al Mirandés con aspiraciones de entrar en la pelea por el ascenso a Primera. “Estaba en una situación buena”, reconocía Pablo Infante sobre su exequipo, aunque recalcaba que el panorama en la categoría es siempre cambiante. “El día que se reanude, el Mirandés tiene una situación extraordinaria de encadenar dos o tres partidos buenos y meterse en el Playoff”, comentaba el burgalés, que aunque reconocía la dificultad de lograrlo, se mostraba optimista: “Si lo hace bien, sí que puede enganchar una de esas plazas”.

Publicidad