Publicidad

El delegado de la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCyLF) en Burgos, Roberto González, habla de la importancia de primar la salud para poder retomar las diferentes competiciones futbolísticas en la provincia de Burgos.

“Burgos tiene 5400 fichas aproximadamente”, recordaba Roberto González, con “una media de 80 partidos de fútbol” que se celebraban los fines de semana de forma habitual en toda la provincia. Con la crisis del coronavirus, todos los equipos participantes en las competiciones están parados, a la espera de saber cuándo podrán regresar a los terrenos de juego.

Para el delegado de la FCyLF en Burgos, lo principal es la salud: “El día que se normalice (la situación) se podrá empezar a jugar al fútbol”. González apuntaba que “parece obvio que la temporada actual la vamos a dar por terminada”, dadas las circunstancias de la emergencia sanitaria de la COVID-19.

El objetivo principal para volver a competir es que se garanticen las condiciones idóneas para que los futbolistas, especialmente los más pequeños, puedan jugar: “Que un niño o una niña cuando vaya al campo lo haga para divertirse y no con temor”.

Precisamente a ellos, el delegado federativo les mandaba un mensaje de ánimo: “Que se queden en casa, se comporten lo mejor posible, estudien mucho e intenten mantener las amistades con los amigos y tener conversaciones con el equipo de fútbol”.

Publicidad

Implicaciones económicas y deportivas de la crisis

El delegado en Burgos señalaba que el movimiento económico que se genera “alrededor de los partidos” en toda la provincia es “muy grande”, por lo que tendrá consecuencias inmediatas, que esperan que no afecten en demasía a los clubes. Sobre las ayudas del órgano federativo, González recalcaba que “no hay ninguna decisión tomada”, aunque “se pretende que las ayudas se sigan manteniendo”.

Los problemas con el número de equipos que formarán parte de las diferentes categorías se irán resolviendo por parte de la FCyLF conforme se vayan produciendo al respecto de los posibles ascensos o descensos: “Sobre la mesa hay muchas hipótesis”.

Con la salud garantizada, se volverá a la normalidad

“Estamos intentando tener todas las posibilidades” al respecto de la vuelta al fútbol en el curso que viene. Este proceso se mantendrá “activo para que, en cualquier momento, puedan otra vez volver las competiciones”.

Roberto González insistía en la necesidad de tener un 100% de seguridad de que no habrá riesgos para ninguna de las partes implicadas en los partidos: “Está clarísimo que hasta que las autoridades sanitarias no lo permitan, el fútbol no tiene sentido a nivel provincial”.

Conforme vayan tomándose las decisiones en las categorías superiores, las federaciones irán haciendo lo correspondiente con las inferiores. “El consejo para los clubes es de tranquilidad. Entre todos juntos, con los organismos y las instituciones, tomaremos las mejores decisiones” de cara a iniciar “una temporada 2020/21, que esperemos que sea brillante y exitosa para todos los equipos burgaleses”.

Publicidad