Fermín Martínez.- FOTO: cantabria24horas

Fermín Martínez, exguardameta del Burgos Cf en la temporada 1966-67, falleció ayer en Santander a los 81 años de edad. El jugador fichó por el Burgos en 1966 procedente de la Gimnástica de Torrelavega y jugó en el club blanquinegro durante una temporada, en la que el Burgos logró la permanencia, aunque no exenta de dificultades ya que tuvo que afrontar una promoción para no descender. Después de su experiencia en Burgos, el guardameta fichó por el Cacereño ya en la recta final de su carrera deportiva.

Fermín Martínez Cobo nació en Totero (Cantabria) el 7 de junio de 1939 y comenzó a practicar el balompié en el Club Deportivo Cayón hasta que en 1953 ingresó en las secciones inferiores del Racing para, cuatro campañas después, acceder a su conjunto filial, el Rayo, en el que compartió vestuario con históricos racinguistas como Laureano Ruiz, José Antonio Saro o Nando Yosu.

El cancerbero debutó con el primer equipo verdiblanco en Segunda ante el Girona FC, en El Sardinero, el 28 de septiembre de 1958 (2-1). Se mantuvo en la plantilla racinguista hasta 1960, fue partícipe del ascenso a Primera conseguido ese año, y posteriormente regresó al Rayo Cantabria, con el que se proclamó campeón de Tercera.

Tras abandonar la disciplina verdiblanca, Martínez se incorporó al Real Oviedo, con el que se estrenó en Primera División en 1961, disputando nueve encuentros, antes de recalar en el Real Madrid. El portero natural de Totero no logró debutar con el club blanco ya que fue cedido al Rayo Vallecano, defendió luego la camiseta del Pontevedra CF y en 1966 regresó a Cantabria para militar, en la categoría de plata, en la Gimnástica.

Antes de colgar los guantes en el Club Deportivo Cayón en 1972, Fermín militó en el Burgos CF, el Club Polideportivo Cacereño, el Rayo Vallecano (en una segunda etapa) y el Club Deportivo San Fernando