La Liga ACB podría acabar, si las condiciones sanitarias lo permiten, con un torneo final de 8 o 10 equipos como máximo y sin descensos. Estas son las opciones que se barajan, según los responsables del sindicato de jugadores ABP. Este califica de «inviable» que se pueda competir más allá de mediados de julio. «Si se retomase la competición no sería con los 18 equipos. Sería  con ocho o diez como máximo, y  no iría mucho más allá de mitad de julio«, explicó Alfonso Reyes, presidente de la ABP. Las declaraciones las hizo en un encuentro por videoconferencia con periodistas, recogido por diversas agencias

En el caso de que sea posible, algo «complicado», la ABP pedirá que se «garantice la salud» de los deportistas y una pretemporada «de al menos 20 días». Si la competición pudiera reanudarse, el presidente de la ABP advirtió que como los jugadores detecten que la garantía del cuidado de su salud no está «cerca del 100%» lo denunciarán, y el sindicato les apoyará en ello.

Respecto a la situación actual de los jugadores, Reyes recordó que cada club ha realizado ERTEs totales, parciales y acuerdos con las plantillas. Y explicó que los jugadores afectados deberían ver su contrato ampliado en el mismo número de días que hayan estado bajo esa medida. En cuanto a si les preocupa sufrir impagos, el secretario general del sindicato, Rafa Jofresa, recordó que los jugadores son «los primeros que están arrimando el hombro» y reconoció que antes de la emergencia sanitaria ya se habían producido impagos en algunos clubes de baloncesto.

Cuestionado por el hecho de que varios jugadores hayan regresado a sus países -algunos con permiso de sus clubes, otros no-, dijo que es un aspecto que habrá que tener en cuenta en caso de reanudarse la competición si las fronteras no están abiertas. «Habrá jugadores que ni vuelvan, habrá que ver cómo están las plantillas si llega el momento», añadió Reyes.