En una comparecencia realizada por videoconferencia con varios medios de comunicación, la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP), con su presidente Alfonso Reyes a la cabeza, ha comunicado su postura al respecto del término de la temporada en la Liga Endesa acb.

En palabras del dirigente de la asociación, el campeonato podría resolverse siempre que lo permita la situación sanitaria, a través de un torneo con 8 o 10 equipos como máximo. En este supuesto podría entrar el San Pablo Burgos, que en el momento del parón por el coronavirus, ocupaba la décima posición de la tabla clasificatoria.

«Si se retomase la competición no sería con los 18 equipos, sino con ocho o diez máximo, y seguramente no iría mucho más allá de mitad de julio», explicaba Reyes. Pasada esa fecha, la ABP ve «inviable» la continuidad del juego.

En caso de que la Liga Endesa llegara a reanudarse, la asociación de jugadores demandará que se pueda «garantizar la salud» de los deportistas, que deberían completar una pretemporada «de al menos 20 días», antes de regresar a competir sobre la cancha.