Instituto Félix Rodriguez de la Fuente en Burgos

El Gobierno y las comunidades autónomas han pactado una promoción general para todos los cursos de infantil, primaria, secundaria y primero de bachillerato en España; todos los alumnos de dichos cursos promocionarán a la siguiente etapa, exceptuando casos singulares que serán decididos por los equipos docentes que se crearán a tal efecto, compuestos por una docena de profesores de cada centro, según confirmó la ministra de Educación, Isabel Celaá, en rueda de Prensa desde la Moncloa.

Así, 8,2 millones de alumnos que estaban a la espera de resolución para saber si iban a pasar de curso o no ya saben que, en principio, podrán promocionar, aunque no lo harán con la misma nota. Estos equipos docentes deberán calificar a cada alumno en base a lo acreditado en los dos primeros trimestres del año y también decidir esos casos excepcionales en los que un alumno debe repetir curso, al entender que en los dos primeros trimestres no ha demostrado un mínimo exigible para promocionar. La oposición de un profesor no será decisiva, habrá de ser una decisión consensuada por parte de los equipos docentes y aprobada por cada Administración.

Eso sí, promocionar de curso no significa liberarse de las asignaturas suspendidas a lo largo del curso hasta la declaración del estado de alarma. Dichas asignaturas no provocarán la repetición, pero deberán ser recuperadas el curso siguiente. La ministra Celaá lo confirmó en rueda de Prensa, aunque sin especificar el método, más allá de que el curso 2020-21 estará adaptado a las circunstancias especiales. Los equipos docentes también decidirán en torno a los alumnos de segundo de bachillerato, en relación a si aprueban o no el curso y, por tanto, pueden acceder a la selectividad. Una selectividad que ya ha sido retrasada y que será adaptada para ser más sencilla, al haber perdido los alumnos prácticamente un trimestre completo de clases.