Tenía 80 años y dedicó gran parte de su vida al fútbol modesto burgalés, en clubes como Vadillos, San Esteban, Juventud del Círculo, CD San Pedro y CD San Felices.

Moisés Marín, Kubalilla, tenía 80 años. Detrás deja una vida dedicada al fútbol modesto burgalés, tanto como jugador y directivo, volcándose en los primeros pasos del Vadillos Club de Fútbol, al que dedicó casi 30 años de trabajo, para después realizar una gran labor también en otros clubes, como el Juventud del Círculo, San Esteban, CD San Pedro y CD San Felices.

En el programa de Burgosdeporte Radio, Vamos a ganar, el fundador del Vadillos Cf, Eduardo Alday, ha tenido palabras emocionadas para Moisés Marín, del que ha dicho «era una persona que trabajaba de forma altruista por el deporte burgalés, que dedicó muchas horas de su vida al fútbol más modesto de Burgos y lo que hoy es el fútbol en Burgos se lo debe a él, por su trabajo y dedicación».

Alday se enteró minutos antes de entrar en directo en nuestro programa, del fallecimiento de Kubalilla, y destacó que «gracias a personas como Moisés algunos clubes de Burgos somos lo que hoy somos y podemos ofrecer una oportunidad a los jugadores de la cantera burgalesa. Lamento mucho su fallecimiento, y le vamos a echar mucho de menos», añadió.

Moisés Marín, Kubalilla, fue incinerado pocas horas después de su fallecimiento en la tarde del Jueves Santo. Desde Burgosdeporte hacemos llegar a toda su familia y amigos nuestro más sentido pésame, con nuestro reconocimiento especial.

Kubalilla, tercero por la derecha, en su etapa de jugador del Juventud del Círculo. FOTO: fundacioncajacirculo