Burgos ha registrado 46 positivos nuevos por Covid-19 en las últimas 24 horas, alcanzando la cifra de los 1.126 confirmados en la provincia, según ha avanzado la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. El número de fallecidos en Burgos ha aumentado hasta los 132, con cinco nuevas muertes en las últimas horas por coronavirus, mientras que el número de altas se sitúa en 470, 29 más que ayer.

La consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado ha señalado que durante los próximos días se registrará un aumento de casos confirmados porque están aumentando la realización de pruebas de detección molecular, con una media de 2.000 pruebas diarias, sobre todo en los centros sanitarios y en los centros de mayores.

Asimismo ha indicado que todos los centros sanitarios están disminuyendo la presión asistencial ya que se están detectando más altas que ingresos, aunque las UCIs extendidas están soportando todavía una gran carga de trabajo.

En este sentido, ha asegurado que tras la reunión del Consejo Interterritorial celebrado en las últimas horas, Castilla y León puso de manifiesto que es pronto todavía para la desescalada y relajar las medidas de confinamiento. Al respecto, considera que es precipitado que el próximo lunes cerca de 200.000 trabajadores vuelvan a sus puestos de trabajo.

En esta coyuntura, ha incidido en la necesidad de extremar las medidas para controlar los desplazamientos a Castilla y León y no acudir a las segundas residencias para evitar nuevos contagios. Considera que es imprescindible realizar más pruebas para detectar positivos y mantener la cuarentena social, y de esta forma no precipitarse en la desescalada.