El exfutbolista burgalés, Pedro Luis Tamayo, habló en los micrófonos de Burgos Deporte Radio dentro de la última emisión del programa “Vamos a ganar”. En su entrevista, comentó cómo afecta la crisis del coronavirus al mundo del fútbol y, en especial, al Burgos Promesas, una entidad con la que está implicada desde sus inicios. Por otra parte, también conversó de la memoria de Daniel Erazo, el canterano del club burgalés que falleció hace apenas unos días.

“Ha sido un palo duro para todos”, reconocía el exfutbolista sobre la pérdida de Daniel Erazo, el joven de 11 años de la cantera del Burgos Promesas que falleció hace unos días tras atravesar una enfermedad. Para rendirle homenaje al futbolista que, de acuerdo con sus entrenadores, “era un gran jugador, un extremo derecho rápido, que manejaba bien el balón” y que “parece que podía haber tenido futuro en el mundo del fútbol”, el club burgalés aún tendrá que esperar.

“La información que tenemos por parte del club es que cuando pasen estos fatídicos días de la epidemia del coronavirus, la idea es juntarnos todos en el cementerio de San José, donde está enterrado Dani, y hacerle un cálido homenaje de parte de toda la estructura del club y de la gente que quiera participar en este día tan importante para nosotros”, adelantaba Tamayo.

La posibilidad de regresar al césped en fechas estivales

“La intención de jugar en los meses de julio y de agosto a mí no me parece una mala idea, siempre y cuando las autoridades sanitarias no impidan que esto se lleve a cabo”, aseveraba Tamayo sobre la posibilidad de reanudar la competición próximamente. La reanudación, además, debería poder producirse con público: “Entiendo que el fútbol como es un gran espectáculo es con espectadores”.

La opción de volver a los terrenos de juego en verano permitiría finalizar el curso, una posibilidad que el burgalés vería con buenos ojos. “Creo que se debería acabar la temporada porque no quedan muchos partidos y para que fuera lo más justo con aquellos que tienen que ascender y descender”, afirmaba.

Las posibles nuevas fechas estivales podrían interferir con las plantillas que no son profesionales y que tendrían que reajustar sus calendarios personales: “Para muchos aficionados y amateur, sería trastocar sus planes tanto en su trabajo como en su vida diaria, pero no habría más remedio que hacer caso a los que mandan”. En este sentido, serían LaLiga y la RFEF las que tendrían la última palabra en la decisión: “Estas dos entidades están en la previsión de que la temporada tiene que acabar”.

Objetivo intacto en el Burgos Promesas UI1

El parón por el coronavirus le pilló al Burgos Promesas Universidad Isabel I en “un momento un poco bajo”, pero “más que de juego o de eficacia, de resultados”, apuntaba Tamayo en su intervención y destacaba que “el equipo quizá estaba jugando incluso mejor de lo que lo había hecho cuando ganaba partidos”.

El conjunto que milita en Tercera División “tiene margen de mejora” y mantiene su reto de la temporada: “El objetivo final era y sigue siendo entrar entre los cuatro primeros para jugar el playoff de ascenso a Segunda B”.

Para un club tradicionalmente volcado en la cantera, el desafío de subir de categoría supone un paso adelante en su trayectoria, recordaba el burgalés: “Hasta ahora, los pasos que estaba dando el club eran de crear una estructura de base, de jugar con la cantera” y completaba: “Un eslabón de esa cadena, el equipo de Tercera División, ha tomado otros intereses deportivos y la intención es que pueda ascender de categoría”.

Las alianzas entre clubes, bien recibidas

Al ser cuestionado por una posible filialidad del Burgos Promesas con el Burgos Club de Fútbol, Pedro Luis Tamayo, que en épocas pasadas formó parte de la directiva de la entidad de Castañares, prefirió ser prudente: “Yo lo que hago ahora es ayudar en el Infantil B. Mi etapa en la directiva ha pasado y soy colaborador del club”.

No obstante, a título personal, apuntó: “Creo que llegar a acuerdos siempre es positivo y más en una ciudad como Burgos, en la que no nos concienciamos de que, seguramente, llegando a acuerdos el fútbol mejoraría en todos los sentidos”.