El San Pablo Burgos tendrá que esperar hasta el final de septiembre de 2020 para cerrar la primera temporada de su historia en la Basketball Champions League (BCL). El torneo continental se reunió por videoconferencia ayer lunes para tomar la decisión de posponer los partidos restantes del presente curso debido a la pandemia del coronavirus.

La nueva Final a Ocho europea se disputará entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre, en una competición con eliminatorias a partido único, que todavía tiene por definir el lugar definitivo en el que se celebrará el evento.

Con esta medida, la BCL pretende asegurar la salud y la seguridad de todas las personas implicadas en el desarrollo de la competición, tal y como ha manifestado en el comunicado oficial emitido este martes.