El club blanquinegro confirma que ha tomado la decisión ante las actuales circunstancias

Era una noticia que estaba prácticamente confirmada pero ahora se ha hecho oficial. El Burgos Club de Fútbol, ante la prolongación de la emergencia sanitaria y del Estado de Alarma en nuestro país por el COVID-19, y tras la decisión de la Real Federación Española de Fútbol de suspender toda competición hasta nuevo aviso, ha decidido presentar, por causa de fuerza mayor, un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) ante las autoridades pertinentes, que afecta a la mayoría de los empleados de la institución.

Debido a estas excepcionales circunstancias, el Consejo de Administración se ha visto obligado a escoger esta alternativa para asegurar la viabilidad económica del proyecto. Además de esta medida -que durará hasta que se normalice la actual situación- el Burgos CF sigue en la búsqueda de soluciones complementarias para el bienestar del club y la integridad de sus trabajadores y sus familias.

A la espera de la reactivación de todas las actividades de la institución, la Dirección General y el departamento de Comunicación se mantendrán operativos. Desde el club blanquinegro, añaden en un comunicado, que desean que esta crisis se supere lo antes posible y que pronto volvamos todos juntos a disfrutar en El Plantío.