La Federación Española de Baloncesto (FEB) ha comunicado de manera oficial el aplazamiento de las jornadas correspondientes al 11-12 de abril, después de que el Gobierno prorrogase el estado de alarma. En un principio, la FEB había suspendido sus competiciones durante dos jornadas, pero esta medida obliga a posponerlo de forma oficial al menos hasta la segunda quincena de abril, con posibilidades de que se siga prorrogando en función de novedades en el avance del coronavirus.

La medida afecta al equipo de LEB Plata de Burgos, UBU Tizona, cuyo presidente, Miguel Ángel Benavente, en declaraciones a Burgosdeporte, se mostró partidario de suspender la competición hasta la próxima temporada para que los clubes sepan a qué atenerse y planificar su futuro.

El comunicado oficial de FEB es el siguiente:

La Comisión de Presidentes de Federaciones Autonómicas de la Federación Española de Baloncesto, reunida telemáticamente con carácter de urgencia, ha ratificado la prolongación del aplazamiento de las jornadas a disputar hasta los próximos días 11 y 12 de abril en todas las competiciones nacionales de la FEB. Esta decisión se adopta como consecuencia de la ampliación de las medidas de emergencia dictadas por las autoridades gubernamentales a causa de la crisis sanitaria del COVID-19.

En este sentido, y como resultado de la ampliación de las medidas adoptadas por el Gobierno de España en virtud del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, se informa de que las jornadas comprendidas hasta los días 11 y 12 de abril de 2020 de todas las competiciones nacionales de la FEB quedan también aplazadas en idénticos términos a las anteriores.

Asimismo, cabe destacar que la Federación Española de Baloncesto está actuando y actuará en consecuencia a las disposiciones impuestas en virtud del citado Real Decreto, así como en cumplimiento de futuras medidas que pudieran adoptarse en relación a esta situación de crisis sanitaria. Por último, la Federación confía en que a la finalización de este periodo de excepcionalidad se puedan tomar decisiones definitivas sobre sus competiciones nacionales.