El número de contagios en las últimas 24 horas en Burgos ha sido de 56

Burgos ha registrado 56 positivos nuevos por Covid-19 en las últimas 24 horas, alcanzando la cifra de los 392 confirmados en la provincia, según ha avanzado la Consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado.

Además, el número de fallecidos en Burgos ha aumentado hasta los 24, con seis nuevas muertes en las ultimas horas por coronavirus, y el número de altas se sitúa en 41, doce más que ayer.

En Castilla y León la Consejería de Sanidad ha confirmado a las autoridades sanitarias nacionales, desde la última comunicación pública, 405 casos más de infección por coronavirus, lo que eleva la cifra total a 2.460 positivos, hay 165 fallecidos y 170 personas se encuentran hospitalizadas en la UCI. Además se contabilizan 221 altas en Castilla y León.

La consejera de Sanidad ha destacado que aunque sigue aumentando el número de casos en menor medida que en jornadas anteriores, no hay que relajarse y es necesario seguir con la cuarentena social y evitar salir a la calle.

Verónica Casado ha indicado que en las últimas horas, la situación en los hospitales de la Comunidad, sobre todo en los más pequeños ha empeorado porque han llegado casos nuevos y la tasa de ocupación es alta al igual que en los servicios de las UCIs. Casado sostiene que faltan kits para realizar las pruebas de detección rápida al igual que escasea todavía material de protección para los profesionales sanitarios.

10 PERSONAS FALLECIDAS EN RESIDENCIAS DE MAYORES EN BURGOS

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha hecho públicos también hoy los datos relativos a los infectados por Coronavirus que proceden de residencias de mayores o de centros para discapacitados.

En la provincia de Burgos son 10 las personas fallecidas ( ya incluidas en el computo total de los 18 que hay hasta la fechas. Además hay 76 casos de residentes que están confirmados como portadores del Coronavirus y también 291 se encuentran aislados, bien por haber estado en contacto con algún positivo o porque tienen otras patologías de riesgo y así se previenen posibles contagios.

La Consejería de Sanidad mantiene activado el nivel III de su plan de respuesta asistencial, por lo que supone una serie de condicionantes en la asistencia sanitaria a los ciudadanos, con el fin de evitar desplazamientos a centros sanitarios, tanto de Atención Primaria como Especializada.

Entre las iniciativas más recientes destacan los cambios en el sistema de receta electrónica de Castilla y León (RECYL), para que todos los pacientes con tratamientos crónicos puedan recoger los medicamentos en las oficinas de farmacia con su tarjeta sanitaria, ampliando hasta dos meses seguidos la validez de dichos tratamientos.

Para facilitar la retirada de fármacos a pacientes crónicos incluidos en receta electrónica, se ha aumentado además la cantidad a dispensar y próximamente también se va a poder recoger en la farmacia, con la receta electrónica, la medicación que requiere visado, sin necesidad de recetas en papel.