La Comisión Delegada de la Asamblea de la RFEF ha aprobado este lunes, 23 de marzo, la suspensión de todas las competiciones de fútbol no profesional y de ámbito estatal, tanto en la modalidad principal como en las especialidades de fútbol sala y fútbol playa, hasta que las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado consideren que se pueden reanudar cuando ello no suponga ningún riesgo para la salud de los futbolistas, cuerpo técnico y empleados de los clubes y para el público asistente.

Al mismo tiempo, se ha acordado solicitar de las Federaciones Territoriales que adopten la misma medida para las competiciones de ámbito autonómico.

La Real Federación Española de Fútbol también ha propuesto el mismo tipo de medidas en el marco de la Comisión de Seguimiento del Convenio de Coordinación con la Liga Nacional de Fútbol Profesional para su adopción de mutuo acuerdo.

La misma resolución para LaLiga

La Comisión de Seguimiento prevista en el vigente Convenio de Coordinación RFEF-LaLiga acuerda la suspensión de las competiciones profesionales de fútbol hasta que las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado consideren que se pueden reanudar y ello no suponga ningún riesgo para la salud.

Tanto la RFEF como LaLiga han querido mostrar su mayor agradecimiento público “a cuantos están dedicando sus mayores esfuerzos para prestar los servicios esenciales a los españoles”, así como su “más sincero recuerdo para todos los fallecidos y un entrañable abrazo del mundo del fútbol para todas las familias que están perdiendo a seres queridos”.