Entrevista al presidente del CB Tizona, Miguel Ángel Benavente, en el programa “Vamos a ganar” de Burgosdeporte Radio

El presidente del Club Baloncesto Tizona, Miguel Ángel Benavente, participó en el programa “Vamos a ganar”, que se emite los sábados en Burgosdeporte Radio, donde no ocultó los muchos problemas que han surgido en el club que milita en la liga LEB Plata, donde estaba inmerso en una fase de ascenso a LEB Oro, para la que había reforzado su plantilla.

Benaventa lamentó que “da la sensación de que en la Federación van por detrás de los acontecimientos, y en estos momentos hay que tomar decisiones porque lo peor que nos puede suceder a los clubes es la indefinición sobre nuestro futuro”. En su opinión “lo mejor puede ser dar por finalizada la liga y adoptar en cada club las medidas que que consideramos oportunas teniendo ya como horizonte la próxima temporada, porque está claro que si esta situación se alarga más de cuatro semanas, seguir la competición va a ser muy complicado”.

Miguel Ángel Benavente advirtió de las pérdidas económicas que puede haber, tras haber reforzado el equipo y fichado inlcuso nuevo técnico para afrontar una fase de ascenso, que se les puso muy cuesta arriba, aunque todavía quedaban opciones: “teníamos que jugar en Canarias el fin de semana anterior a Semana Santa y tenemos los billetes cogidos, es un dineral, contando con la estancia allí, y ahora no sabemos que va a pasar, aunque ya parece improbable que se pueda jugar, por eso creo que urge que se tome una decisión definitiva para saber a qué atenernos”.

Además Miguel Ángel Benavnete también afrontó en la entrevista preguntas sobre la economía burgalesa ante esta crisis, en calidad de presidente de la Federación de Asociaciones Empresariales, FAE, de Burgos y afirmó de forma realista que “esta crisis va a suponer cambios muy importantes en la economía y en las empesas, volver a la situación inicial va a ser muy difícil, ahora nos esperan numerosos ERTES en las empresas, las más grandes podrán resistir, y las pequeñas con menos recursos lo pasarán peor incluso es posible que algunas cierren definitivamente y desaparezan, es así de duro. Las previsiones on de que se pueden perder 3000 empleos en la provincia de Burgos”. Y añade que “será muy necesaria la solidaridad, que la gente apueste por el comercio cercano, el de Burgos, el que tenemos al lado, para que pueda mantenerse, sino va a ser casi imposible recuperarnos al nivel en que estábamos antes de suceder esto”.