La medida tendrá una repercusión económica importante y también afectará al resto de competiciones nacionales e internaciones

La Eurocopa de las 12 sedes, prevista para este verano europeo, no se disputará finalmente en 2020. El avance del coronavirus ha imposibilitado la celebración del principal torneo de selecciones a nivel europeo.

La UEFA tomó la decisión este martes después de conocer el parecer de todas las federaciones por videoconferencia y así lo hizo público en un comunicado.

El organismo europeo ha tomado esta decisión en primer lugar de cara a garantizar la seguridad a nivel sanitario de toda la familia (aficionados, jugadores, organizadores…) del fútbol y, en segundo, para echar un cable a las federaciones y equipos, que tratarán de acabar las competiciones de la mejor manera posible.

Estos ya habían advertido pérdidas multimillonarias en caso de que las ligas no pudieran ser completadas, así que parece que intentarán finalizarlas durante los próximos meses.

Aunque no se sabe qué nos deparará el futuro inmediato en relación a la pandemia, la intención de la UEFA también es la de que la Champions League y la Europa League finalicen con un nuevo calendario.

Si la crisis del coronavirus lo permite y todo mejora en Europa por las medidas que se están tomando y por la esperada subida de las temperaturas, ambas competiciones se disputarán en un nuevo formato, con los cuartos de final a partido único y una ‘final four’ en Turquía.

La Eurocopa de 2021 tendrá lugar de 11 de junio a 11 de julio, tal como confirmó la Federación Noruega, que fue una de las primeras en adelantar la información.

Ahora se abren muchas incógnitas, pues hay que recordar que en 2021 iba a tener lugar el primer Mundial de Clubes en el nuevo formato y también está por ver qué sucede con la Liga de Naciones de la UEFA, que también iba a tener fechas decisivas en ese verano. Todo ello, en cualquier caso, ha pasado a un segundo plano ante la gravedad de la pandemia que ha afectado a todo el mundo.