Además la UBU ofrece las 90 plazas de su residencia universitaria Camino de Santiago, ahora desocupada por estudiantes, por si fueran necesarias para aislamientos.

La Universidad de Burgos ha respondido al llamamiento realizado por la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España para aportar al sistema sanitario material necesario para la lucha contra el coronavirus, enviando una furgoneta repleta de equipamiento a la Delegación de la Junta en Burgos para que ésta la ponga a disposición del Gobierno de España.

En concreto, la UBU ha recogido y trasladado a las autoridades sanitarias: 190 mascarillas de protección de diversos modelos, 35.000 guantes de protección, 45 gafas de montura integral anti-salpicaduras, 10 pantallas faciales de protección integral, 55 batas plastificadas y una caja de detergente desinfectante. Para ello, los investigadores de la Universidad de Burgos, que hoy han acudido a sus laboratorios para recoger el material necesario para poder seguir realizando sus labores mediante teletrabajo, se han volcado con el personal sanitario, respondiendo de forma excepcional y poniendo a disposición de las autoridades todo el material con el que se contaba en sus distintos departamentos.

Además, la Universidad de Burgos ha ofrecido las 90 plazas de su residencia universitaria Camino de Santiago, ahora desocupada por estudiantes, por si fueran necesarias para aislamientos.

La institución académica seguirá pendiente de las necesidades que pudieran surgir y reitera su compromiso de solidaridad y lealtad institucional con las autoridades locales, regionales y gubernamentales para ayudar a combatir, en la medida de sus posibilidades y en cuantos ámbitos se le reclame, la emergencia sanitaria actual.