Kijera y Sergio Gónzalez hacen un llamamiento a la unidad y responsabilidad ante la proliferación del coronavirus.

El Covid-19 sigue su curso. Cada día, cada hora que pasa aumenta el número de personas afectadas y la sociedad se ha puesto manos a la obra para tratar de frenar su propagación. Miranda es uno de los focos más activos del país y los capitanes del Mirandés ha lanzado un claro mensaje a la ciudadanía. “Queremos que la gente tenga prudencia y hagan caso a los mensajes de las autoridades. Por favor tened responsabilidad ante esta situación”, mantiene Gorka Kijera.

Los clubes deportivos también quieren poner su granito de arena con el objetivo de evitar la expansión de la enfermedad. “Nos están diciendo que seamos responsables y nos quedemos en casa. Debemos hacerles caso y parar estar propagación. Entre todos lo podemos conseguir”, apunta el central madrileño, Sergio González.

CESE DE ACTIVIDAD HASTA NUEVO AVISO

El Mirandés ha decidido que tanto jugadores como miembros del cuerpo técnico suspendan su actividad habitual de entrenamientos en Anduva para permanecer en sus domicilios cumpliendo con las exigencias que dicta el estado de alarma y, de esta manera, tratar de frenar la proliferación del virus Covid-19.

Los futbolistas se ejercitarán en sus hogares siguiendo unas directrices individuales que les marcará el cuerpo técnico, que a su vez seguirá las evoluciones diarias de cada uno. Andoni Iraola y sus ayudantes coordinarán este nuevo escenario para que puedan mantenerse en perfecto estado físico durante el tiempo que sea necesario.

Al igual que cualquiera de los empleados del club, los jugadores han recibidos recomendaciones de acuerdo a las pautas marcadas desde el Gobierno de España y las autoridades sanitarias con el fin de prevenir el contagio. Se insiste en la necesidad de salir del domicilio salvo en casos de extrema necesidad y, por tanto, desarrollar la actividad deportiva en sus casas o zonas privadas, nunca comunes o en gimnasios comunitarios.