La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha emitido este miércoles un comunicado en el que da a conocer la decisión de suspender durante dos semanas las Competiciones de Fútbol y Fútbol Sala de Ámbito Estatal no profesionales, entre las que se incluyen la Segunda División B y la Tercera División.

La medida del órgano federativo del fútbol español afectaría a varios clubes de la ciudad y de la provincia. Entre ellos, sobresale el caso del Burgos CF, presente en la categoría de bronce, que no podrá tomar parte en el encuentro frente a la SD Amorebieta, que estaba previsto para la tarde de este sábado en tierras vascas.

Este es el comunicado que ha dado a conocer la RFEF a través de su página web:

«Esta decisión se adopta porque desde la RFEF debemos garantizar la HOMOGENEIDAD de las competiciones de fútbol, la integridad y el necesario equilibrio competitivo, y dado que se ha constatado que existe imposibilidad real de disputar partidos de fútbol y desarrollar entrenamientos en determinadas ciudades y/o territorios de nuestro país.

La Comisión de Seguimiento, reunida con carácter de urgencia esta misma mañana, ha acordado elevar a la Comisión Delegada, que se reúne hoy, la adopción de las siguientes medidas a partir de hoy mismo siempre bajo la coordinación y supervisión de las autoridades deportivas y sanitarias.

Ante la evaluación de la nueva situación, la RFEF comunica a todas las Federaciones Territoriales y demás actores del mundo del fútbol que, de acuerdo con los artículos 4, 5 y 42, 3 a) de los Estatutos de la RFEF, propondrá a la Comisión Delegada de la Asamblea de la RFEF, que se reúne hoy con carácter de urgencia, todo un conjunto de medidas entre las que se incluyen:

-Que todos los partidos de las Competiciones de Fútbol y Fútbol Sala de Ámbito Estatal no profesionales quedarán suspendidas a partir de hoy mismo por el plazo de dos semanas.

-Que todos los partidos de las Competiciones de Fútbol y Fútbol Sala de Ámbito Autonómico en todas las disciplinas y en todas las categorías se recomienda a las Federaciones Territoriales que adopten la decisión que consideren más oportuna en función de las circunstancias en cada territorio y siempre y en todo caso, de común acuerdo con las autoridades sanitarias y deportivas de cada Comunidad Autónoma.

No obstante, la RFEF aconseja la suspensión de todos los partidos durante el plazo de dos semanas. Estas decisiones estarán sujetas a los cambios que se nos aconsejen en cada momento desde las autoridades sanitarias y deportivas».