Lo impone la Real Federación Española de Balonmano en aplicación a la normativa para frenar el contagio del coronavirus

La Real Federación Española de Balonmano ha comunicado que quedan suspendidos todos los partidos de ámbito estatal para las dos próximas semanas. Esta disposición supone que se aplazan ‘sine die’ los encuentros entre el UBU San Pablo Burgos y el Ezquiel 4Valles-La Robla que estaba previsto para el domingo a las 12:00 horas en El Plantío, y también el encuentro correspondiente a la 25ª jornada, que se tenía que disputarse el 21 de marzo a las 18:00 horas en Avilés, ante la Atlética Avilesina.

Desde el club burgalés destacan que permanencen a la espera de que la Federación de Castilla y León comunique su decisión sobre las competiciones territoriales, que afectan a los equipos de las categorías inferiores así como al de Segunda División.