Expresan su malestar a través de un comunicado

El Real Moto Club Burgalés nos ha remitido un comunicado sobre uno de los temas estrella en estos momentos en la capital burgalesa, como es la nueva Ordenanza de Movilidad. Desde la entidad burgalesa expresan su malestar y preocupación por la misma.

Este es el comunicado:

Desde el Moto Club Burgalés queremos manifestar nuestro total desacuerdo con la puesta en marcha de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, sobre todo en lo relativo al aparcamiento de las motos.

No nos parece serio que por parte del Ayuntamiento se prohíba aparcar en los lugares que habitualmente se hacía sin haber habilitado los espacios que también recoge la Ordenanza en su artículo 91 «Los ciclomotores y motocicletas podrán estacionarse en los espacios reservados y debidamente señalizados para ellos. » Es algo muy lógico y entendible y sería de fácil cumplimiento si existieran esos espacios reservados y señalizados, pero en nuestra ciudad no hay ni uno.

A pesar de ello, el Ayuntamiento aplica la ordenanza prohibiendo aparcar en 4 lugares del centro en los que habitualmente se dejaban las motos. Lugares que no molestaban el paso de los peatones ya que se aparcaban junto a la pared y no hay portales ni comercios, como son la trasera de la Diputación, el soportal del edificio de la calle General Santocildes y la calle Condestable (entrando a la plaza de la libertad); en la plaza Alonso Martínez se aparcaba al lado de los aparcabicis continuando con la barrera ya establecida.

Lo grave del asunto no es prohibir aparcar en estos lugares, sino hacerlo sin haber buscado una solución al problema que plantea dicha prohibición al no existir en toda la ciudad un solo espacio reservado y señalizado para aparcar las motos.

Si nos fijamos en ciudades cercanas a Burgos, por ejemplo Valladolid, también se prohíbe aparcar en las aceras pero se habilitaron zonas específicas para las motos y con el paso de los años se van creando nuevas zonas de acuerdo con el aumento del parque de motos.
No obstante recordamos, sobre la movilidad, que las motos son vehículos ágiles, poco contaminantes y que ocupan poco espacio al aparcar. Burgos debe contar urgentemente en toda la ciudad con esas zonas de aparcamiento ya que cada vez es mayor el número de motos en las que se desplazan las personas para ir al trabajo o realizar sus gestiones, y no olvidemos que la moto eléctrica es ya un hecho y que junto a la climatología actual aumentará considerablemente su uso.

No creemos que sea tan complicado ubicar las zonas reservadas para motos. Respecto a la zona centro pensamos que podrían utilizarse las calles Condestable o Toledo, habilitando uno de los lados de las mismas y en la calle Sanz Pastor frente a la gasolinera, según se entra desde la Avda. del Cid.

Es por ello que consideramos un despropósito la actuación del Ayuntamiento obligando a las motos a aparcar en la calzada junto a los coches y furgonetas, con el peligro de caída de la moto que supone y así cumplir la ordenanza de movilidad hasta que, algún siglo de estos, se habiliten las zonas reservadas para motos. Mientras tanto también deberemos cumplir la ordenanza de la ORA que exime a las motos del pago de la tasa por aparcar en zona azul cuando no exista cerca una zona habilitada para aparcar.

Las consecuencias de tener que dejar las motos en la zona azul, ya que no queda otra solución, es el perjuicio para el resto de vehículos que verán minoradas las plazas de aparcamiento disponibles y el consiguiente perjuicio económico para la empresa que explota la ORA, al no pagar la tasa ni las motos ni el resto de vehículos que no pueden aparcar.

Por ello exigimos que esta prohibición quede en suspenso hasta que se habiliten las zonas reservadas y señalizadas y se pueda cumplir la ordenanza, al igual que se ha hecho con el límite de velocidad de 30 Km./h. que no se aplicará hasta que se señalice correctamente.
Desde esta Asociación pedimos a todos los motoristas que estén atentos a las posibles acciones que se organicen contra este desatino del Ayuntamiento, en caso de que siga primando la prohibición y la sanción sin dar una solución.

Antes de prohibir buscar soluciones al problema que se genera con la prohibición.
Burgos, 9 de marzo de 2020

Firmado , el presidente del Real Moto Club Burgalés, Eugenio Navarro