San Pablo Burgos se impone en un final agónico a Fuenlabrada tras llevar ventaja de 20 puntos en el descanso.

San Pablo Burgos sumó su duodécima victoria en un partido en el que jugó con fuego y a punto estuvo de quemarse, pues llegó al descanso con una ventaja de 20 puntos y terminó jugándose desde el tiro libre la victoria ante un rival muy inferior en la primera mitad del encuentro pero que no le perdió la cara al partido y sacó a relucir las carencias de los hombres de Peñarroya, aunque esta derrota les deja más lejos aún si cabe de la permanencia. Por su parte los burgaleses siguen en puestos que le permiten soñar con el play off, pero que demuestra que mucho tienen que mejorar si quieren dar el do de pecho en el momento decisivo de la temporada, pues parecieron jugar con una marcha menos en el tercer cuarto y a punto estuvo de costarles el partido. Destacaron los 20 puntos de Clark y Benite que fueron los mejores en los burgaleses, mientras que en los fuenlabreños el mejor fue Gillet con 16 puntso y 25 de valoración.

A pesar iniciar el partido con el marcador en contra, pronto los burgaleses se ponían por delante en el marcador (10-7), con Lima dominando el juego interior y estando muy acertados desde el perímetro para lograr un parcial de 12-0, gracias en parte a un gran Clark con 11 puntos en el cuarto, que ponía 15 puntos de renta ante la desesperación del técnico Paco García (22-7). Ciertos desajustes en defensa de los locales daban algo de aire a los de Fuenlabrada ante el cabreo de Peñarroya, que veía desde el banquillo como de nuevo desde el triple se lograba llegar al final del cuarto con una renta sustancial (28-16).

El partido seguía por los mismos derroteros en el segundo cuarto, con los locales tremendamente acertados desde la línea de 6,75, ahora con Rivero y Fitipaldo, obligando a Paco García a sentar a los suyos apenas transcurridos dos minutos y medio de cuarto (40-21). Abusaban los burgaleses del juego exterior, mientras que Fuenlabrada encontraba algunas lagunas en la defensa local para mantener algunas esperanzas en el encuentro, con Marc García destacado, llegando a estar 15 puntos abajo al llegar al último minuto, donde un parcial de 7-2 de los de Peñarroya llevaba a los suyos al descanso con 20 puntos de ventaja (55-35).

Salieron fríos a pista los burgaleses tras el descanso, pues pronto encajaban un parcial de 2-7 gracias al acierto de Anderson (57-42). De nuevo desde el juego exterior los locales aumentaban la ventaja, aunque se mostraban muy blandos en defensa, si bien Fuenlabrada no lo aprovechaba en ataque, convirtiéndose el partido en un carrusel de imprecisiones y desacierto en el tiro en un cuarto en el que sólo algún destello de calidad de Mc Fadden y un tapón de Lima ponían algo de emoción a un parcial que se cerraba con tan sólo 11 puntos anotados por los burgaleses (66-52).

Al igual que sucediera en el tercer cuarto, un parcial de 2-7 de los de Paco García en el inicio del último hacían aflorar los nervios a la parroquia local (68-59). Solo Clark y Benite tenían las ideas claras en ataque, mientras que los visitantes encontraban en el acierto exterior de Richotti y Gillet la ilusión por la remontada (75-67), ante la incredulidad de Peñarroya que sentaba a los suyos buscando una reacción que no llegaba, pues tras el tiempo muerto encajaban de nuevo un parcial de 0-5 que dejaba a los de Paco García a tan solo tres puntos (75-72). Ahora eran Lima y Mockevicius quienes sostenían la anotación desde la pintura para llegar a los últimos tres minutos con ventaja de dos puntos para los locales (79-77). Gillet y Mockevicius erigían en protagonistas en ataque para igualar la contienda al llegar al último minuto (83-83). Clark y Bellas nos perdonaban sus ataques, mientras que Mc Fadden lograba atrapar un rebote tras error de Benite, sufriendo falta y logrando anotar los dos tiros libres quedando 13 segundos por jugar (87-85). Tomás Bellas era objeto de falta por parte de Clark, yendo al tiro libre, donde le tembló la mano fallando el primero, lo que le obligaba a errar el segundo buscando un rebote que cayó en la manos de Benite, sufriendo falta y logrando anotar desde el 4,60 ante alivio del público, para cerrar el partido con el resultado de 89-85.

SAN PABLO BURGOS – MONTAKIT FUENLABRADA

Parciales: 28-16 / 55-35 / 66-52 / 89-85

San Pablo Burgos: E. Clark (20), B. Fitipaldo (6), K. Queeley (-), V. Benite (20), A. Barrera (8), J. Vega (-), M. Salvó (2), T. Mc Fadden (12), J. Rivero (5), F. Bassas (0), A. Lima (14) y D. Apic (2). Entrenador: Joan Peñarroya

Montakit Fuenlabrada: A. Urtsaun (2), K. Anderson (8), V. Bobrov (8), N. Richotti (8), T. Bellas (7), A. Brown (9), O. Ehigiator (4), P. Gillet (15), M. García (14), C. Eyenga (0) y E. Mockevicius (10). Entrenador: Paco García.

Árbitros: Fernando Calatrava, Javier Torres y Roberto Lucas.

Incidencias: Partido disputado en el Coliseum ante 9.428 espectadores.