El Opel GJ Automotive consiguió una nueva victoria sobre el Palencia RC, por 50 a 19 en la semifinal del play-off, y jugará la final el próximo 14 de marzo.

Comenzó el partido con un ensayo de Laura maestro en el minuto dos, con el juego alegre y de movimientos rápidos al que están acostumbradas las locales, pero a partir de ese momento el dominio del oval fue de las moradas, que se dedicaban atacar de golpeo en golpeo ganando pocos metros, pero conservando la posesión.

Por su parte, las albicelestes defendían con más coraje que orden, lo que les llevaba a cometer muchas infracciones. Así, en el minuto 24, el árbitro decretó ensayo de castigo por reiteración de faltas, lo que colocó el 5 a 7 a favor palentino.

Los últimos quince minutos de esta mitad se convirtieron en un monólogo de juego burgalés con cinco ensayos consecutivo, dos de Bea, otros dos de Diana y uno más de Laura Maestro, para el 30 a 7.

En la segunda parte, se suponía que las moradas iban a bajar el nivel físico, pese a lo que fueron las del Opel las que volvieron hacer gala de su falta de motivación. Las contrarias lo aprovecharon para conseguir más puntos en un ensayo de desajuste defensivo, con una salida de Natalia en corto contra la defensa débil de un agrupamiento cuando corría el minuto 52.

En el 63, fue Laura la encargada de ampliar la diferencia, pero su equipo no terminaba de carburar y así, cinco minutos más tarde, la palentina Beatriz colocaba el 43 a 19. Cuando ya el encuentro concluía nuevamente Laura hacía el 50 a 19 definitivo.

En conclusión, las burgalesas jugaron a rachas. El empate a 12 puntos en la segunda parte deja patente que tienen que mejorar mucho en concentración si quieren seguir creciendo en el aspecto deportivo.

Jugaron por el Opel GJ Automotive: Sansumg, Sabra, Paula, María, Araceli, Lencetti, Susana Alonso, Eva, Bea, Beth, Isa, Ángela, Carla, Diana, y Laura Maestro no ingresaron en el campo Claudia e Ivet.