(Foto: Sergio Cidiano)

El UBU San Pablo logró ayer una difícil victoria contra el Balonmano Arroyo (35-43) en un encuentro en el que el conjunto cidiano fue por encima en el marcador de principio a fin, si bien con algunos momentos de desconexión que facilitaban acercamientos del bloque vallisoletano.

Partido de rachas el vivido en el pabellón Antonio Garnacho de Arroyo de la Encomienda. El equipo burgalés salió a pista como un ciclón haciendo un parcial de 1-6 de inicio y mostrando así sus intenciones de querer sumar su vigesimoprimera victoria. Pero el partido se paró de forma abrupta a causa de la lesión de Jano Racero, que tuvo que retirarse con mucho dolor en la rodilla derecha. Con la contienda reanudada, el cuadro local aprovechó los instantes de desconcentración de los rojinegros para situarse a un gol de distancia (min. 10. 6-5).

Fue Pablo Cantore el encargado de volver a meter a los suyos en el partido con un gol que rompió la inercia de su rival. El UBU San Pablo recuperó su ritmo, gracias en parte a la exclusión de Carlos de Diego en el minuto 13, para distanciarse en el marcador con un nuevo parcial de 1-7 (min. 19. 6-13).

El partido se calmó en el último tramo de la primera parte. Tres exclusiones seguidas en el bloque rojinegro -Íker, Ernesto y Cantore-, justo en el momento en el que los cidianos habían alcanzado su máxima renta con 10 goles de ventaja (7-17), volvieron a dar alas a los arroyanos, aunque, en esta ocasión, los hombres de Nacho González supieron contener las embestidas locales para irse al descanso con un 12-20.

En la reanudación, Arroyo puso todo su ímpetu en la cancha para intentar dar caza a los rojinegros que, además, se vieron en inferioridad con la exclusión de Pablo García en el 33. Así, en el 35 de juego Arroyo se había colocado a solo tres goles de los burgaleses. Una vez más, fue Pablo Cantore el que devolvió el acierto goleador a los cidianos.

El encuentro, durante toda la segunda mitad, fue como una goma que estiraba o encogía la distancia en el luminoso, sin un patrón definido. No obstante, en el último tramo, los locales acusaron el desgaste físico y ya no pudieron frenar la percusión de los burgaleses que acabaron rompiendo definitivamente el partido, con un destacado Ernesto López (11 goles).

Así, con 35-43, el UBU San Pablo suma una nueva victoria que le refuerza en el liderato, gracias, además, a un nuevo pinchazo del segundo clasificado hasta esta jornada, el Balonmano Soria, por lo que la distancia sobre su inmediato perseguidor es ahora de nueve puntos. El próximo encuentro será el domingo, día 1, a las 12:00 horas, contra el Grupo IMG.

Declaraciones del entrenador del UBU San Pablo Burgos, Nacho González

El técnico cidiano, Nacho González, definió el partido como «muy raro». «Hemos empezado muy muy bien, con un parcial muy claro a nuestro favor de 1-6. Ahí hemos tenido la lesión de Jano, el lateral izquierdo, y ha estado el partido parado», relató González. «Luego no hemos vuelto al partido bien y ellos se han acercado», lamentó.

«Después, poco a poco, hemos vuelto a ir entrando en el encuentro, a ir abriendo brecha en el marcador a raíz un poco de la defensa y del contraataque en primera y segunda oleada, donde hemos estado bastante bien, para obtener una buena renta al descanso», explicó el preparador.

Mientras, el segundo periodo lo describió como «una goma». «No hemos terminado de seguir nuestro ritmo, pero al final hemos ganado el partido, que no ha peligrado en ningún momento, por una diferencia de ocho goles», celebró. «Ofensivamente hemos estado bastante bien pero defensivamente no hemos estado a nuestro mejor nivel y hemos cometido algún error a cuenta, sobre todo, de las pérdidas de balón», afirmó el preparador.

En definitiva: «Partido solventado, uno más. Veintiún victorias seguidas, que es un dato excelente y que nos reafirma en el camino que tenemos. A seguir trabajando y mejorando en los pequeños aspectos del juego que podemos seguir evolucionando», completó el técnico. Con respecto a la lesión de Jano, el entrenador el UBU San Pablo no pudo dar detalles y comentó que «en próximas fechas se verá cómo es».

FICHA TÉCNICA:

BM ARROYO 35: Mayo, De Diego, Velasco (1), Niño (6), Real (1), Cabada (1), Escudero (6), Fernández (1), Gutiérrez (2), García (10), Castaño (6), Grañeras (1), Martín y Grossi.

UBU SAN PABLO 43: Ibrahim, Cantore (4), Pinillos (4), Espinosa (1), Raúl (7), Aleix (1), Juli, Íker, Ernesto (11), Pablo (1), Javier (2), Jano, Álvaro (4), Juan (4) y Sergi (4).

PARCIALES: 1-4 / 4-6 / 6-9 / 6-13 / 7-17 / 12-20 / 17-22 / 21-27 / 25-33 / 29-36 / 32-41 / 35-43.

ÁRBITROS: Raúl López y Álvaro García. Excluyeron a De Diego (13:05 y 55:48), Real (05:10) y Grossi (24:59 y 45:35), por parte de Arroyo, y a Cantore (28:35), Pinillos (49:44), Íker (23:51), Ernesto (27:23 y 56:14) y Pablo (32:38), del UBU San Pablo.