El equipo burgalés remontó el primer gol local pero terminó perdiendo en tiempo de descuento

Cuando parecía que la enfermería rojilla comenzaba a vaciarse, González y Joaquín dejan coja la banda derecha tras la dolorosa derrota del Mirandés ante el Extremadura en el Francisco de la Hera (3-2). La plaga de lesiones y el desgaste copero están haciendo mella en la plantilla de Andoni Iraola que ha puesto fin a una racha de nueve partidos sin conocer la derrota, los ocho últimos se saldaron con empate.

El equipo ha visto como por abajo se aprieta aún más la tabla y es que el descenso están a solo dos triunfos de diferencia. No tuvo suerte el Mirandés en su visita a tierras extremeñas en un choque plagado de infortunios. El primer aviso corrió a cargo de Sagnan que cabeceó a las manos de Casto un envío desde la esquina. La réplica local llegó poco después con un disparo de Nono que hizo lucirse a Limones.

Los rojillos llevaban el control, aunque sin generar claras ocasiones. Peña tuvo en sus botas la mejor opción de la primera parte. Tras un dejada de cabeza de Marcos André, el medio vizcaíno se plantó solo delante del marco, pero no acertó a batir a Casto que atajó el cuero. Antes del descanso llegó el primer contratiempo por lesión. González tuvo que abandonar el césped y Antonio Sánchez se situó como improvisado lateral.

El Extremadura se puso en ventaja nada más comenzar el segundo acto. Pastrana aprovechó un error defensivo para alojar el balón lejos del alcance de Limones (1-0). Pese al mazazo del gol, el cuadro mirandesista no le perdió la cara al encuentro. De las botas de Iñigo Vicente nació el tanto del empate. La pelota cayó en los pies de Joaquín que encontró a Antonio Sánchez libre de marca en el segundo palo. El balear cruzó su remate de cabeza para hacer inútil la estirada de Casto (1-1).

Marcos André no tuvo su tarde sobre el césped del Francisco de la Hera (Foto: LaLiga SmartBank)

Fueron los mejores minutos de los visitantes sobre el césped. Peña dispuso de una magnífica oportunidad para adelantar a los de Anduva, pero su testarazo se escapó rozando el poste izquierdo. Matheus, que solo llevaba dos minutos en el campo, perforó por segunda vez la portería azulgrana. El delantero brasileño recogió el rechace de Casto para, con suspense, hacer el segundo (1-2). El Mirandés se encontraba cómodo, pero dio vida a su rival. Álex Alegría cabeceó a la red un córner que ejecutó Pastrana ante la pasividad de Sagnan al que le falta ritmo de competición (2-2).

El tanto dio alas a los hombres de Mosquera que se fueron arriba en busca del triunfo. Olabe estuvo a punto de marcar. Sin embargo, la diana no tardó en llegar y lo hizo en el peor momento. La defensa rojilla hizo aguas por todos los lados y Pardo aprovechó el regalo para fusilar a Limones en el añadido (3-2). No hubo tiempo para más. Con este marcador, el Mirandés ve truncada su racha de nueve partidos sin perder. Los rojillos se queda en mitad de la tabla a dos puntos del playoff y seis por encima del descenso.

Ficha técnica:

Extremadura: Casto; Bastos, Fran Cruz, Pardo, Granero, Pastrana (Kike Márquez, min. 79); Olabe (Álex López, min. 83), Cristian (Sergio Gil, min. 70), Nono; Óscar Pinchi y Álex Alegría.

Mirandés: Limones; González (Joaquín, min. 36 (Ohemeng, min. 88)), Odei, Sagnan, Franquesa; Malsa, Guridi; Peña, Antonio Sánchez, Iñigo Vicente; y Marcos André (Matheus, min. 72).

Árbitro: Milla Alvendiz (comité andaluz). Amonestó en el bando local a Olabe, Kike Márquez y Carrasco; y por parte visitante a Sagnan, Guridi y Matheus.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 29 en Segunda División disputado en el Francisco de la Hera ante la presencia de 6.200 espectadores.