El cuadro blanquinegro recibirá al Tudelano mañana domingo, a partir de las 12:00 horas, en El Plantío

El Burgos optará por mantener los pies en el suelo de cara al encuentro que le medirá al Tudelano, actual colista de la clasificación, este domingo, a las 12:00 horas, en El Plantío. El equipo blanquinegro se sitúa en su mejor momento del curso, en el que ha logrado encadenar tres triunfos consecutivos, y buscará una posible cuarta victoria seguida en el duelo de mañana.

Los tres puntos de moral que conquistó el Burgos en la pasada jornada ante el Salamanca CF UDS, en un partido que tuvo que disputar casi en su totalidad con diez futbolistas sobre el terreno de juego, han apuntalado la buena dinámica que viene viviendo el cuadro que dirige José María Salmerón en las últimas semanas.

Los castellanos buscarán aferrarse a esa buena línea de victorias para poner distancia, encuentro a encuentro, con la zona baja de la clasificación, principal objetivo marcado desde hace varios meses en la entidad burgalesista. Solo desde la llegada a esa primera meta podrán los de El Plantío pelear por cotas mayores en el presente curso.

Para hacerse con el triunfo en el choque ante el Tudelano, el Burgos tendrá que jugar de manera inteligente, teniendo en cuenta los factores que rodean lo meramente deportivo. Salmerón deberá recomponer la defensa con la baja de Julio Rico por sanción y teniendo muy presentes a los cinco jugadores apercibidos de sanción: Córdoba, Miki Muñoz, Pisculichi, Borja Sánchez y Juanma, para la siguiente jornada liguera.

Como recoge en sus declaraciones la página web del club castellano, el entrenador de los blanquinegros habló en la previa de esta situación, que se encuentran “analizando” con la opción de reservar a futbolistas, ya que “perder a varios hombres nos complicaría mucho”, aunque “es difícil valorar qué hacer”.

Mientras decide el once que saltará en la matinal del domingo al césped, Salmerón ha trabajado durante la semana con la mentalidad de conservar la tensión que les ha traído al momento de progresión que están viviendo y de no relajarse ante el farolillo rojo de la tabla. “Cometeríamos un error si pensamos que será fácil porque sea el colista. Hay que afrontar el partido como cualquier fin de semana”, afirmaba tajante.

El Tudelano se sitúa a ocho puntos de distancia del puesto de playout, por lo que sumar en cada uno de los partidos que le restan de aquí hasta el final de temporada se torna crucial para el cuadro navarro.

“Va a ser un partido en el que ellos van a poner mucha gente detrás de la pelota, en el que van a tratar de hacernos peligro en las transiciones y en el balón parado”, analizaba el técnico almeriense. Salmerón entiende que el enfrentamiento será “un duelo de resultado corto y de mantener mucha atención”.

El árbitro que dirigirá el encuentro de mañana será el cántabro Saiz Pérez. El partido comenzará a las 12:00 horas de este domingo en El Plantío, y podrá seguirse en directo a través de Burgos Deporte Radio.