El Mirandés copero cambia de registro para buscar la victoria en liga ante el Sporting de Gijón

El Mirandés afrontará el duelo ante el Sporting de Gijón con la moral por las nubes tras su clasificación para las semifinales de la Copa, aunque conscientes de que en Liga deben alcanzar los 50 puntos que les permitan mantenerse una temporada más en la categoría (domingo, 16:00 horas). Nadie desvía su rumbo en el seno rojillo pese a los elogios que han recibido en las últimas horas.

Preocupa el desgaste físico, como es lógico, dado el esfuerzo realizado en todos los compromisos coperos desde que diese inicio la competición. Y también el arranque de partido para el técnico Andoni Iraola que no podrá contar con los lesionados Carlos Julio, Sagnan y Franquesa. “El hecho de jugar de otra manera, más atrás renunciando a jugar tanto tiempo en campo contrario es una opción, pero nosotros no somos un equipo que decida cómo van los partidos. Intuyo que el Sporting quiere meter ritmo al partido porque son conscientes de que vamos castigados. Me preocupa más el comienzo del partido, que se bueno, antes que el estado físico”, apunta.

Tres bajas dejan a la defensa en cuadro para medirse al conjunto asturiano. Repetirán González, Odei y Sergio, mientras que el capitán Kijera será titular en el lateral zurdo. Habrá rotaciones en la parcela ofensiva. Joaquín e Iñigo Vicente podrían situarse en los costados. El brasileño Marcos André será el hombre de referencia en ataque: “Por el momento lo estamos gestionando bien. Está claro que lo de la Copa es muy positivo para el club. Por ahora no nos ha costado mucho puntos, aunque hay que acostumbrarse a jugar dos partidos por semana. Es una experiencia para los jugadores”. El cántabro López Toca será el encargado de dirigir la contienda, mientras que el gallego Muñiz Ruiz estará en el VAR.

Posible once inicial rojillo: Limones; González, Odei, Sergio, Kijera; Malsa, Guridi; Joaquín, Antonio Sánchez, Iñigo Vicente; y Marcos André.