San Pablo Burgos vuelve a la senda del triunfo tras su victoria hoy ante el quinto clasificado, un MoraBanc Andorra que volvió a caer derrotado en su visita a tierras burgalesas. Buscaban los burgaleses recuperar las buenas sensaciones tras su mal partido en Sevilla, y las lograron en un partido que, si bien no fue brillante, si supo gestionar los momentos delicados del encuentro para llevarse la victoria ante un rival que encontró un aliado en el tiro libre, con 33 lanzamientos, y donde el mejor fue Todorovic con 21 puntos. Por su parte los de Peñarroya, que aunque no dominaron el rebote durante ciertas fases del partido, sí tuvo la fortuna de cara desde la línea de 6,75 en los momentos clave, así como volvió a tener en Clark su máximo estandarte con 23 puntos, al igual que destacable fueron los 13 puntos de Bassas y los 12 de Benite.

Arrancaron bien los locales, dominando el rebote ante un MoraBanc Andorra que buscaba en exceso el juego exterior sin acierto, lo que permitía a los burgaleses lograr la primera renta del encuentro (5-0). Movía Ibon Navarro el banquillo, tratando de frenar al tándem Fitipaldo y Lima, que castigaban a los visitantes en cada ataque, destacando el uruguayo con 5 asistencias, y que obligaban al entrenador vitoriano a sentar a los suyos (16-8) rebasado el ecuador del cuarto. Por contra, las faltas en defensa de los locales eran castigadas con tiros libres, aunque el buen hacer en ataque, con un destacado Clark, permitía cerrar el cuarto con una renta de 9 puntos (25-16).

Un triple del americano en el arranque del segundo cuarto elevaba la ventaja hasta los doce puntos, que encontraba la respuesta con un parcial de 0-7 de los visitantes que provocaba el tiempo muerto de Peñarroya (28-23). No sonreía la fortuna de cara al aro, lo que permitía que los andorranos, con el acierto de Jelinek, llegaran a ponerse a tres puntos (30-27). Volvían a lucir los locales en ataque, con un gran Bassas desde la línea de 6,75 y de nuevo con Lima dominando la pintura, para devolver al marcador la renta de 9 puntos (40-31), aunque de nuevo las faltas personales locales eran castigadas desde el tiro libre, con diez lanzamientos en el cuarto desde el 4,60 para los de Ibón Navarro, que desesperaban a un Peñarroya al que volvían a señalar técnica, sin descentrar del todo a un cuadro burgalés que lograba llegar al descanso con ventaja de seis puntos (47-41).

Tras el mismo, el tercer cuarto arrancaba con un parcial de 0-5 para los visitantes que les ponía a un punto de los burgaleses (47-46). Lima y Fitipaldo mantenían la ventaja, aunque un triple de Todorovic ponía las tablas en el marcador (51-51). El partido se convertía en un intercambio de golpes en cada ataque, manteniéndose el equilibrio aunque con los dos equipos muy cargados de faltas (55-55). Esto, con los dos equipos en bonus, provocaba un recital de tiros libres, con 7 para los locales y 6 para los visitantes, donde el acierto desde el mismo era la tónica, y donde la única canasta de campo en tres minutos permitía en este caso a los de Peñarroya llevar la ventaja hasta los tres puntos (64-61). Tras una canasta de Walker, el buen hacer de Bassas y un gran Rivero hacían que los de Peñarroya cerraran el cuarto con los seis puntos de ventaja con los que iniciaban el mismo (71-65), además con el debut de Queeley en ACB.

Todorovic trataba de meter a los suyos dentro del partido en el arranque del último cuarto (74-71), aunque de nuevo Bassas, con un triple y luego una recuperación que terminaba con antideportiva sobre el mismo, contribuían a un parcial local de 8-0 que culminaba Clark desde el triple para delirio del Coliseum (82-71). Lima se hacía dueño de la pintura y Benite sostenía a los locales en ataque (89-78), aunque dos triples seguidos de Andorra metían en miedo en el cuerpo a los de Peñarroya, que sentaba a los suyos con 2:38 por delante (89-84). Diagne ampliaba la angustia tras una pérdida local, aunque Benite desde el triple insuflaba aire para los locales al llegar al último minuto (92-86). La buena gestión del mismo por parte de los de Peñarroya les permitió no pasar apuros y llevarse la victoria por seis puntos (94-88).

Tras este encuentro, llegan el parón liguero, por lo que hasta el mes de marzo los burgaleses no vuelven a la competición, donde rendirán visita a Valencia Basket.

SAN PABLO BURGOS –MORABANC ANDORRA

Parciales: 25-16 / 47-41 / 71-65 / 94-88

San Pablo Burgos: E. Clark (23), B. Fitipaldo (9), K. Queeley (0), V. Benite (12), A. Barrera (0), J. Vega (-), M. Salvó (4), T. Mc Fadden (10), J. Rivero (10), F. Bassas (13), A. Lima (11) y D. Apic (2). Entrenador: Joan Peñarroya

MoraBanc Andorra: T. Pérez (6), B. Sy (9), N. Llovet (2), F. Massenat (3), C. Hannah (10), D. Todorovic (21). M. Diagne (14), D. Walker (8), G. Colom (-), D. Jelinek (6), J. Senglin (3) y D. Musli (6). Entrenador: Ibon Navarro

Árbitros: Juan Carlos García González, JR García Ortiz y Alberto Baena. Incidencias: Partido disputado en el Coliseum ante 9.553 espectadores