El entrenador del Mirandés, Andoni Iraola, valora la gesta de haber eliminado ya a tres primeras

El entrenador del Mirandés, Andoni Iraola, solo tuvo palabras de agradecimiento hacia sus jugadores que siguen haciendo historia. Los rojillos se han clasificado por segunda vez en su historia para las semifinales de Copa, y siendo un equipo de inferior categoría: “Estamos todavía en una nube. No somos del todo conscientes, pero es una gozada tener noches así porque no hay muchas. Los jugadores han hecho un esfuerzo terrible. Es un equipo que tiene mucho espíritu. Hemos cometido errores, nos empataron por dos veces, pero seguimos insistiendo. En fases nos tuvimos que meter más atrás. Al final pudimos aguantar y sacar el partido adelante”.

El equipo siguió realizando su habitual fútbol pese a que el Villarreal igualó la contienda hasta en dos ocasiones: “Es verdad que nosotros somo así. Somos de los que más goles hacen, pero también nos marcan. Los partidos se nos rompen y no nos suele ir mal. Ante equipos de este nivel no sabes si te conviene, pero la cabra tira al monte. Nos está costando empezar los partidos y las segundas partes también. Ellos venían muy concentrados por los antecedentes que había. Nos apretaron, pero aguantamos el tipo. La primera mitad fue muy buena. Después se nos hizo largo el encuentro. No estamos todo lo frescos que queremos, pero lo pudimos sacar”.

Iraola de nuevo no quiso predecir el futuro compromiso de semifinales. Le preocupa sobre todo el encuentro de ida dado el cansancio acumulado. “Hoy perdimos a Enric (Franquesa) que seguro que no podrá jugar ese partido. No tenemos una plantilla muy larga y te da pena no tener un poco de margen”, declara.