Foto: Sergio Cidiano

Difícil victoria la lograda por el UBU San Pablo Burgos ante un BM Delicias (26-33) que se dejó todo en la cancha para intentar sumar tres puntos que le liberen de los puestos de descenso. Los hombres de Nacho González se sobrepusieron a las distintas situaciones de inferioridad numérica y de desventaja en el tanteo para crecer a cada minuto y llevarse su victoria número 17 en el presente torneo.

Corría el balón en un inicio alocado de partido en el polideportivo Canterac con tal rapidez que en los primeros 50 segundos ya se habían producido tres ataques. Estaba claro que la máxima de Delicias para este encuentro era competir ante el Balonmano Burgos con sus mismas armas: recuperación y contragolpe.

Un penalti en el minuto 3 sobre Jano Racero, que tuvo que retirarse con una contusión lumbar, frenó ligeramente el exceso de velocidad de ambos conjuntos, que empezaron a trabajar más los ataques. El UBU San Pablo, con cierta dificultad, conseguía encontrar huecos en la buena defensa local pero la buena actuación del meta vallisoletano Luis Lucía frenaba la posibilidad de los cidianos de abrir brecha en el marcador. 

Las zagas comenzaron a endurecerse y a condicionar el ritmo del partido, de modo que en el minuto 11, la exclusión de Pablo García dejó al boque rojinegro con un hombre menos para alinear un arriesgado ataque sin portero. No obstante, la inferioridad momentánea se saldó con un parcial de 0-0.

Entre las murallas levantadas por ambos contendientes y la sucesión de errores, el encuentro mantenía una igualdad a la baja (Min. 16, 6-6) que daba cuenta de la necesidad de los dos equipos por puntuar. Si bien, los fallos eran más palpables en esos instantes en los cidianos, que adolecían de falta de intensidad defensiva y encontraban grandes dificultades para batir al guardameta local, lo que llevó a Delicias a colocarse dos arriba en el minuto 18 (9-7).

Una señal de alarma que sirvió para que los hombres dirigidos por Nacho González reaccionaran y metieran la marcha que les faltaba para dar la vuelta al marcador y ponerse dos arriba en el 23 de juego (9 -11). Con la maquinaria carburando, el conjunto burgalés empezó a llevar la contienda a su terreno para empezar a anotar desde todas las posiciones. La exclusión de Rodrigo Ramírez y los dos tantos consecutivos de Sergi Germán desde el pivote en un momento clave, pusieron en tres la ventaja favorable a los visitantes. Así, se llegó al descanso con un 12-15.

El paso por vestuarios sentó bien a los burgaleses en los primeros compases de la reanudación, que encontraron su punto de concentración defensiva habitual, que se había echado de menos en momentos del primer periodo, así como su capacidad de contraataque. Aunque el buen arranque se vio frenado por la exclusión de Ernesto en el minuto 36, que condicionó los dos siguientes minutos.

Delicias quiso poner freno a al bloque cidiano y esto le supuso una exclusión de Yeray Llorente seguida de un penalti a favor del conjunto rojinegro. Dos situaciones que sí fueron aprovechadas por los burgaleses para colocarse seis arriba que se convirtieron en siete con un ‘fly’ convertido por Ernesto López, lo que obligó al técnico local a pedir un tiempo muerto para frenar a la mejor versión del UBU San Pablo, en la que también quiso tomar protagonismo un excepcional Ibrahim bajo palos.

Tampoco la defensa 5-1 de los vallisoletanos sirvió para cortar la dinámica creciente de un Balonmano Burgos, que sí vio peligrar su decimoséptima victoria con dos exclusiones consecutivas, de Juli y Pablo García, que mermaron la ventaja visitante a tres tantos a falta de siete minutos.

La tensión se palpaba en los instantes finales con un cuadro local que se veía en posibilidad de arañar algún punto ante el líder. Pero la veteranía de Alberto González y Javier Rodríguez, con dos goles consecutivos en el minuto 27, sirvieron para devolver el timón a los burgaleses que cerraron un nuevo triunfo con un 26-33.

DECLARACIONES DE NACHO GONZÁLEZ:

El técnico cidiano, Nacho González, quiso poner en valor la victoria de este domingo por el gran trabajo que llevó consigo: «Un partido intenso y difícil. Defensivamente quizás no hemos estado tan bien como otros días, por eso no hemos podido correr el contraataque ni meter el ritmo de partido que a nosotros nos gusta».

Encuentro muy peleado ante un rival que supo poner las cosas difíciles a los burgaleses: «Quizás ha sido el choque más incómodo de los últimos que hemos tenido. Aun así, sin haber conseguido el ritmo de competición habitual, hemos ido a una cifra alta de goles».

En este sentido, González recalcó el esfuerzo y concentración de los suyos en los 60 minutos: «Nos hemos adaptado bien a todas las circunstancias de partido, que ha habido ‘millones’ de circunstancias: el golpe de Jano, el marcador que no funciona o el criterio del arbitraje, al que nos hemos adaptado bien».

Fue, en resumen, «un partido interesante para ver al equipo en situaciones diferentes», destacó el entrenador. «Hemos hecho un final de partido muy bueno, como el día de León, que en los momentos de tensión hemos estado ordenados y hemos jugado bien, y al final los últimos 4 o 5 minutos y hemos conseguido una diferencia final relativamente cómoda», resumió.

FICHA TÉCNICA:

BM DELICIAS 26: Luis Lucía, Víctor M. Recio (2), Miguel Martínez, Yeray Llorente (7), Jesús Á. Valencia (2), Felipe Mtsumoto (1), Daniel Gutiérrez (6) -siete inicial- Álvaro Martínez, Jorge Cuesta (6), Álvaro Muñoz, Alberto Cepeda, Rodrigo Pérez (1), Marcos Fernández, Samuel Recio (1), Enrique Fernández.

UBU SAN PABLO 33: Ibrahim, Cantore (4), Pinillos (6), Espinosa (3), Juli, Pablo García, Jano, Juan Tamayo (2) -siete inicial- Raúl (3), Aleix, Ernesto (1), Javi Rodríguez (4), Raúl, Álvaro (6), Sergi (4).

PARCIALES: 3-4 / 4-5 / 6-5 / 8-7 / 10-12 / 12-15 / 14-18 / 15-20 / 17-24 / 20-27 / 25-29 / 26-33

ÁRBITROS: Excluyeron a Miguel Martínez (2:53), Álvaro Muñoz (38:56), Rodrigo Pérez (24:37) y Yeray Llorente (50:36), por el BM Delicias; y a Juli (51:15), Ernesto (35:46 y 47:18) y Pablo García (11:28 y 52:13).—