Por Marisa Rogel – Editora de Burgos Deporte

 

Como cada año por estas fechas es nuestro deseo hacer un paréntesis en la opinión meramente deportiva, y a veces crítica, de la actualidad deportiva, para dirigirnos a nuestros lectores con el mejor de los ánimos y desearles una Feliz Navidad. También nuestro deseo es hacer extensivo este deseo a todas las personas vinculadas con el deporte en Burgos, tanto en la capital como en la provincia. 

Vivimos momentos en los que, debido a la intensa actividad, no queda tiempo para estas cosas, que algunos consideran de escaso interés. Sin embargo, es mi deseo de corazón utilizar esta columna de opinión para expresar este deseo de unos felices días para todos con motivo de la Navidad.

Y con la Navidad llega también un nuevo año, 2020, en el que hay muchos objetivos y muchos sueños por cumplir en la mayoría de clubes burgaleses. Deseamos que se hagan realidad y si en algo podemos colaborar saben que pueden contar con nosotros. 

 En Burgosdeporte también vivimos momentos de cambio y transformación. Dentro de muy pocos días les haremos a todos, nuestros lectores y seguidores, un regalo muy especial, que no quiero todavía desvelar desde aquí. Un regalo fruto del esfuerzo y del trabajo de quienes hacemos posible Burgosdeporte desde hace más de 15 años, un trabajo en favor de la promoción y la información de todo el deporte burgalés, también el minoritario e incluso el individual. Intentamos llegar a todos, aunque eso es en algunos casos imposible, pero todos saben que aquí nos tienen, por si desean hacer llegar sus logros y a veces sus inquietudes, a la opinión pública. 

Nuestro regalo será para todos vosotros, en el deseo de seguir siendo una referencia clara en la información deportiva de esta ciudad y provincia que es la nuestra. Estad atentos. 

Gracias por estar ahí y de todo corazón, Feliz Navidad.