Los burgaleses jugaron 55 minutos en inferioridad por la estricta expulsión de Gallo aunque compitieron hasta el final
El Seat Arlanzón Motor no pudo sumar nada en su visita a La Eragudina para enfrentarse a un Astorga que aún no había arrancado bien en su campo. Sin embargo, la expulsión de Gallo a los treinta y cuatro minutos de juego lastró al conjunto burgalés. En superioridad, Diego Santín adelantaba a los maragatos y Diego Puente, al filo del final, hacía el segundo para sentenciar el partido.
El encuentro comenzó con un Astorga cómodo sobre el césped y creando ocasiones sobre la portería del conjunto burgalés. A los veintisiete minutos de juego, el partido se calentaba al recibir Diego Santín un golpe en la nariz procedente de Ramiro que le dejaba sangrando, llevándose cartulina amarilla.

Sin embargo, la jugada que marcó el devenir del partido llegaba cinco minutos después por la expulsión de Gallo en una jugada polémica que dejaba al Seat Arlanzón Motor en inferioridad. El golpe trastocó el esquema de Jairo de la Riva y su equipo encajaría el primer gol minutos después por medio de Santín.

Ya en la segunda mitad, los burgaleses saltaron con la intención de igualar la contienda pese a las adversidades. El partido se fue igualando en control y oportunidades, pero el colegiado señaló una pena máxima sobre Gonzalo que podría haber sentenciado el partido para los locales. Sin embargo, el lanzamiento de Roberto Puente fue detenido por Lisardo.

El Astorga se volcó al ataque en busca de la sentencia y no pasar apuros con un Roberto Puente muy activo que acabó anotando en el último minuto de juego para dejar los tres puntos en Astorga.

El próximo domingo el Real Ávila visitará el Bienvenido Nieto de San Amaro para poner a prueba al Seat Arlanzón Motor.