Permitirán una mejora en la calidad del trabajo y el servicio a los ciudadanos
El Instituto para el Deporte y la Juventud de la Diputación Provincial de Burgos ha trasladado sus oficinas hasta el Monasterio de San Agustín para mejorar la accesibilidad, tanto para los trabajadores como para público en general. Unas nuevas instalaciones que van a permitir la mejora de la calidad del trabajo de los propios funcionarios públicos con una ubicación más funcional.


El presidente de la Diputación Provincial de Burgos, César Rico, ha valorado también la nueva utilidad que se le da al Monasterio de San Agustín que estaba parcialmente ocupado por las secciones de Cultura y Archivo, más un área de restauración y otra de oficinas, más el salón de actos.

De esta forma, se ha dotado de una mayor utilidad a uno de los inmuebles de la Diputación el Monasterio de San Juan. En este sentido, el presidente Rico ha agradecido el trabajo de funcionarios y técnicos del IDJ, así como del área de Arquitectura, Informática y del propio Monasterio de San Agustín para lograr una ubicación digna para el Instituto para el deporte y la juventud.