Los burgaleses prepararon bien su llegada al sprint, pero los sobresaltos en el último kilómetro penalizaron la conclusión de etapa
Doble top-10 para el conjunto morado en el Tour of Qinghai Lake. La carrera marchó tranquila y el equipo apostó por una llegada masiva en la que entraba muy bien situado. Tanto Matt Gibson, como Manuel Peñalver y Dani López afrontaron esa parte final preparados para el sprint, pero una caída y varios enganchones rompieron toda organización y el propio Peñalver tuvo que cerrar los pequeños cortes producidos en cabeza de pelotón. El mejor del equipo fue Dani López, que obtuvo una meritoria séptima posición. Por su parte, Peñalver terminó 10º t Matt Gibson rozó el top-10 con su 12ª plaza.

El director José Cabedo comentaba el puesto conseguido: "Hemos trabajado muy bien en la parte final, pero a veces no depende solo de ti y se presentan otros factores que impiden disputar un sprint limpio y demostrar que tenemos a ciclistas muy rápidos. Hay que seguir trabajando para lograr esa victoria que estamos mereciendo conseguir aquí".

Por su parte, Dani López se mostraba satisfecho: "Hemos estado guardando balas hasta estos días. El sprint de hoy era a 3.000 metros y hacía mucho viento de cara. Eso facilitaba mucho ir en grupo y llegar al sprint. Yo, por mi parte, me estoy encontrando muy bien. Hoy me faltó un poco de suerte, pero creo que en esta vuelta vendrán cosas buenas", concluía el gallego.

Este viernes será el turno de una de las subidas más exigentes de la carrera. 135 kilómetros entre los lagos de Chakayan y Qinghai, que incluyen una ascensión de 27 kilómetros en la que los ciclistas subirán por encima de los 3800 metros. Habrá que abrigarse, sobre todo de cara al posterior descenso que llevará a los ciclistas hasta la localidad de Bird Island.