El atleta burgalés lo intentó en una carrera muy complicada con grandes competidores
No pudo ser y la carrera no salió como el atleta burgalés tenía previsto en la media maratón de la Transvulcania, una de las pruebas talismán de Luis Alberto Hernando, que buscaba un mejor resultado. El burgalés fue sexto en la llegada a meta, con un tiempo de 2:21:55 en una carrera de 24,28 kilómetros de longitud, con mucha dificultad. Pese a todo hay que valorar el esfuerzo del atleta burgalés y un digno sexto puesto en esta carrera de gran nivel mundial.

Los protagonistas y vencedores de la media maratón de la Transvulcania fueron este año Aritz Egea y la noruega Yngvild Kaspersen. Egea tomó el mando desde el principio, pero encontró la joven respuesta de Daniel Osanz. El maño, puso en jaque a todos sus rivales incluido el legendario Luis Alberto Hernando, al que ya había batido en las rampas que van desde el puerto de Tazacorte hasta la Torre de El Time.

Egea le dio caza y le atacó, dejando por detrás a Osanz y a la gran sensación de la prueba, Yoel De Paz. Egea ganó (2h16:46), Osanz fue segundo (2h18:17) y De Paz subió al tercer escalón del podio (2h19:02). Por detrás entraron Ludovic Pommeret (2h20:30) y Alexis Sévennac (2h20:30) que fueron cuarto y quinto en un emocionante esprint final y el burgalés Luis Alberto Hernando, sexto (2h21:55).

En la carrera femenina, Yngvild Kaspersen ganó y batió el récord que logró Laura Orgué en 2018 en más de seis minutos y sellando un tiempo de 2h39:33. Carrión entró tres minutos y ocho segundos después (2h42:41) y Sheila Avilés cerró el podio con 2h50:30.