Los burgaleses no tuvieron opciones en ningún momento ante el actual campeón de Liga
No pudo San Pablo plantar cara al conjunto blanco. La ilusión por ganar al actual campeón de Liga y Europa duró lo que los blancos tardaron en poner un parcial de 0-8 para demostrar la enorme diferencia de plantel entre ambos equipos. Sin embargo los locales buscaron la heroica durante dos cuartos, para en el tercero verse superados holgadamente y vivir los últimos minutos sin ninguna tensión. Quizá lo negativo del equipo hoy día fue que pronto bajó los brazos en el tercer cuarto, y que en los minutos finales fue una sombra a merced de un rival que también jugó la última parte del encuentro con una marcha menos, pensando más en los siguientes retos. Destacaron en los locales Huskic y Benite con 14 puntos cada uno, mientras que en los madrileños destacaron los 20 puntos de Caseur (en poco más de 12 minutos) y los 17 puntos de Randolph y los 15 de Carroll.

Los burgaleses, con Javi Vega de inicio como novedad, comenzaron mal el encuentro, pues no encontraron situaciones de lanzamiento en el juego interior  y encomendaban su ataque al acierto desde la línea de 6,75 sin éxito, lo que aprovechaban los de Laso para en apenas cuatro minutos poner un parcial de 2-13 que obligaba al técnico local a pedir tiempo muerto. Una discutida antideportiva de Zipser permitía a los madrileños elevar la renta hasta los 13 puntos (7-20). Movía Epi el banquillo, poniendo el pista a Huskic, que daba otro aire al equipo en ataque, pero sin embargo las faltas personales lastraban a los burgaleses, que llegaban al final del cuarto con nueve puntos de desventaja (16-25).

Buscaban los locales meterse en el partido en el arranque del segundo cuarto, pero se topaban con el gran acierto desde el triple de los de Pablo Laso, que les llevaba de nuevo a distanciarse en el marcador y llevar la renta hasta los 16 puntos (27-43) ante la impotencia de los burgaleses que, sin embargo, no bajaban los brazos, y con la mejoría en pista de Cancar y Benite, sumado al buen hacer de Lima y Huskic en la pintura, conseguían acercarse en el marcador y llegar al descanso con la misma desventaja de nueve puntos (41-50).

Soñaban con la remontada los burgaleses tras el paso por vestuarios, y pronto dos triples de Zipser y Frazier ponían a los locales a seis puntos (49-55) poniendo al público local en pie y haciendo saltar las alarmas a los de Laso, que pronto sofocaban el posible conato de remontada. Con Caseur en pista (no había jugado ni un minuto hasta el descanso) y liderados por el mismo (16 puntos en el cuarto) pronto con un parcial de 0-11 devolvían las aguas a su cauce. Campazzo y de nuevo Caseur desde el triple ampliaban la renta hasta los 22 puntos (54-76), ante la impotencia de los locales que también desde el juego exterior impedían que la renta fuese mayor al final el tercer cuarto (62-79).

El partido tenía poca historia ya. Con Caseur desatado en ataque y Ayón dominando la pintura, el conjunto blanco volvía a poner el marcador en máximos (66-89) tras una canasta de Carroll. Benite y Huskic, con 6 y 5 puntos cada uno, buscaban que la diferencia no fuera a mayores. Lograban reducir la renta hasta los 17 puntos (74-91), mientras que Laso movía el banquillo. Thompkins destacaba también en el juego interior. Epi por su parte ponía en pista a Victor Aguilar. Santi Yusta desde el triple hacía superar la centena de puntos, para cerrar el partido con el resultado de 84-102

Tras esta derrota buscarán resarcirse la próxima semana, con doble sesión fuera de El Coliseum, primero en Zaragoza este miércoles y el próximo sábado en Vitoria contra Baskonia.

 SAN PABLO BURGOS  –  REAL MADRID

Parciales: 16-25 / 41-50 / 62-79 / 84-102

San Pablo Burgos: D. Sutton (5), V. Aguilar (0), B. Fitipaldo (6), A. Lima (5), V. Benite (14), Alex Barrera (5), Javi Vega (3), B. Frazier (5), P. Zipser (10), G. Huskic (14), A. López (7) y V. Cancar (10).

Real Madrid: F. Caseur (20), A. Randolph (17), F. Campazzo (5), F. Reyes (2), G. Ayón (4), S. Yusta (8), J. Carroll (15), W. Tavares (5), S. LLull (2), G. Deck (2), T. Thompkins (11) y J. Taylor (11)

Árbitros: Carlos Cortés, Óscar Perea y Alberto Baena

Incidencias: Partido disputado en el Coliseum ante más de 9.000 espectadores