La escuadra burgalesa afrontó la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León
Buena actuación del equipo Burgos BH en la jornada inaugural de la Vuelta a Castilla y León. Activos desde los primeros kilómetros, el conjunto morado brilló en su tierra con presencia constante en la carrera. La lluvia y fuerte viento durante toda la etapa no frenaron al equipo, que se empleó a fondo pero no pudo estar en el grupo cabecero que disputó la etapa.

Fue en el kilómetro 16 cuando saltaron del grupo principal el ciclista de Burgos BH Jaume Sureda acompañado de Mendoza (Manzana Postobón), Toribio (Matrix Powertag) y Silva (Efapel). Unos kilómetros después,Trueba (Sporting Tavira) se unió a la aventura, conformando un quintento cabecero que llegaba a alcanzar cinco minutos de ventaja sobre el pelotón.

La Vuelta a Castilla y León de esta temporada tiene un perfil bastante llano y el viento, como estaba previsto, ha jugado un importante papel. Jaume Sureda peleó por mantener viva la fuga y consiguió pasar en primera posición el Alto de Valmala y la meta volante de Atapuerca antes de quedar neutralizados. Un fuerte viento de cara propició la unión en las primeras rampas del Alto de Altotero, donde Sureda fue tercero y mantuvo sus opciones para pelear por la montaña.

En este punto de la carrera, el pelotón principal se fraccionó en dos grupos, dejando a varios corredores del Burgos-BH en cabeza, incluido el propio Sureda. Restaba el alto puntuable de Coculina, donde el ciclista balear pasó en segunda posición y sumó más puntos para la clasificación de la montaña. Finalmente, terminó en ese mismo segundo puesto en la general provisional de metas volantes y montaña.

Ya dentro de los últimos 20 kilómetros, un grupo de 10 ciclistas se marchó por delante. Los ciclistas del equipo trataron de estar en ese decisivo corte, pero se les escapó sin posibilidad de reacción. Manteniendo la posición, en línea de meta el mejor Burgos BH fue Matthew Gibson, 15º en línea de meta.

Hoy se disputa la segunda etapa de esta Vuelta a Castilla y León. El Burgos BH mantiene a sus siete corredores en liza y afronta 170 kilómetros entre Fromista y Villada (Palencia). Confianza e ilusión para seguir siendo protagonistas y pelear por la clasificación de la montaña.