Los ribereños superan con solidez y eficacia a un Ávila que se despide del play off
La Arandina Club de Fútbol mantiene el pulso por el primer puesto de la clasificación tras vencer en el Adolfo Suárez de Ávila exibiendo una gran solidez defensiva y una gran eficacia de cara a portería. El equipo dirigido por Javier Álvarez de los Mozos encarrilaba el encuentro en la primera mitad con los goles de Ruba y Rubiato. Los abulenses reducían distancias en el tiempo de descuento por medio de Rubén Ramiro desde los once metros.

El partido arrancó con una gran presión de la Arandina que buscaba nuevamente encarrilar el partido en los primeros compases del encuentro. En frente, un Real Ávila que necesitaba la victoria ante un correoso equipo para seguir apurando sus opciones de clasificarse para el play off.

Fue el Real Ávila el equipo que llevó el peso del balón, buscando verticalidad y moviendo el balón en busca de huecos en la red defensiva de los blanquiazules. Sin embargo, las ocasiones iban a llegar de lado ribereño.

Fer Rubio hizo el primer aviso, silenciando la grada encarnada a los quince minutos de juego, en una jugada de mal despeje de la saga local, llegando el balón al jugador blanquiazul que cruzó demasiado el balón que se perdía rozando el poste derecho de Alberto.

El acercamiento engrandeció a la Arandina que buscó la meta visitante en busca del primer gol. Habría que esperar hasta el minuto veinte para que Ruba rompiera la igualdad tras una mala salida de Alberto que dejaba el balón al capitán de la Arandina que, tras driblar al cancerbero, hacía el 0-1 a placer.

Con el objetivo del gol conseguido, los blanquiazules dieron un paso atrás, dejando de nuevo jugar a su rival en busca de un error y una contra que sentenciara el partido. El tanto llegó con cierta polémica al chocar Alberto en su salida con Piña, quedando el balón muerto en el interior del área justo por donde aparecía Rubiato que tan solo tuvo que empujar el balón al fondo de las mallas entre las protestas de los jugadores encarnados que pedían falta sobre su guardameta.

Pero el colegiado no apreció infracción del central de la Arandina y el gol subía al marcador. Con el 0-2 se llegaba al asueto del partido.

Tras el paso por vestuarios, el Real Ávila movió filas en busca de la victoria con la internada de Vila con mayor mordiente sobre la meta de Carmona, Sin embargo, la superioridad y el asedio sobre el área visitante no se tradujo en ocasiones claras para los locales que seguían consumiento minutos.  A los quince minutos de la reanudación, Ruba a punto estuvo de aprovechar otro error de Llorian para hacer el tercero, pero el meta local evitaba el tanto con dos intervenciones “in extremis”.

La Arandina buscaba el tercer ante un Ávila muy tocado anímicamente y adoleciendo su talón de Aquiles de la temporada, el gol. Rubiato perdonó el 0-3 a los setenta y siete minutos de juego, pero su remate de cabeza salió desviado.

Aputando sus opciones Jonathan Prado introducía a Rubén Ramiro en busca de recortar distancias, pero el delantero no llegó a coger el ritmo del partido.

El 0-3 parecía más cercano que el 1-2. Nuevamente el portero local evitaba el tanto de la Arandina con una gran estirada a lanzamiento de Asier Barahona que ajustó el balón a la escuadra.

Sin embargo, con una Arandina totalmente entregada, llegaría el 1-2 para los locales. Fue en el descuento y desde los once metros. Piña derribaba claramente a Peli dentro del área, señalando el colegiado la pena máxima. Rubén Ramino no fallaba y maquillaba el marcador.

Una victoria que mantiene a la Arandina a la estela del Zamora que vencía en Palencia al Cristo Atlético y que deja sin opciones de play off al Ávila. La próxima jornada la Arandina recibe en El Montecillo al tercer clasificado, a la Gimnástica Segoviana en una dura prueba de play off, mientras que el Zamora recibe en el Ruta de la Plata al Briviesca.