Los deportistas de los clubes de la ciudad participaron en los campeonatos infantil y cadete
Burgos obtuvo veintinueve medallas en los Campeonatos de Castilla y León en categorías infantil y cadete, de los sesenta y cuatro podios posibles, lo que supone más del 45% de los puestos de honor que había en juego. La conquista de los metales se traduce en un importante éxito para el judo burgalés, más aún considerando que doce de ellos fueron de oro.

En categoría infantil, los oros fueron para cinco chicas Celia Fontecha, Andrea García, Mónica Gutiérrez, Cristina Peña y un solo chico Ángel del Val, los seis del Club Grandmontagne.

El Grandmontagne, en categoría infantil, consiguió incluir en la selección de Castilla y León a seis judokas de los dieciséis que componen el equipo regional. Además, las chicas del Grandmontagne serán mayoría en su combinado, cinco de ocho.

En categoría cadete, los oros fueron para Celia Narganes, Olga Fontecha e Iker López, los tres del Club Grandmontagne; Inés Saiz y Alonso Ibáñez, del Estudiantes; y Ainhoa Ruiz, del Club Élite.