Los burgaleses ven en su partido de este sábado frente al Joventut una oportunidad de mejora
El Servigest jugará este sábado 16 de febrero a las 19:15 en el Pabellón Olímpico de Badalona y frente al Joventut, su partido correspondiente a la novena jornada de la Primera División de Baloncesto en Silla de Ruedas. Los catalanes no están completando una buena temporada, son colistas de la clasificación con un balance de siete derrotas y una sola victoria.

Los burgaleses llegan a este partido con la urgencia de volver a la senda de las victoria, que con tanta facilidad caía de su lado al principio de la temporada y que tanto se le resiste en este año 2019. Los dos equipos, por tanto, necesitan ganar, ya que los locales quieren escapar de la última plaza que te deja en descenso directo, y los visitantes asegurarse lo antes posible una plaza para la final a cuatro.

Joventut juega al son que marcan su entrenador jugador Castilla, nueve asistencias por partido, y  Bernal, que asegura dieciocho puntos y diez rebotes por encuentro. Por circunstancias del calendario sólo han jugado tres partidos como locales hasta ahora y en el último fueron capaces de ganar a un Bahía de Cádiz que prometía a principio de temporada estar más arriba en la clasificación.

El Servigest viaja con la responsabilidad de que no se puede permitir fallar en este compromiso, ya que después de tres derrotas seguidas, bien es cierto que ante sus rivales directos por una plaza en la final y que en los tres partidos tuvo opciones de victoria, necesita reafirmarse en su juego y recuperar buenas sensaciones. Rodrigo Escudero, que contará con la baja del mexicano Loyola,  no cree que sus jugadores lleguen con excesiva presión a este choque. “Los más exigentes somos nosotros y somos conscientes de que podemos hacerlo mucho mejor. Por tanto, ha sido una semana de reflexión en la que hemos trabajado sobre nuestros errores y vamos a Badalona con la esperanza retomar el buen camino”