SESIONES RELAJADAS Y SIN TENSION CIERRAN LA TEMPORADA DEPORTIVA

 
Se mantiene la agenda de trabajo para la plantilla del Burgos CF pese a que la temporada terminó el pasado domingo tras caer en la liguilla de ascenso en Valencia frente al Levante B.

Ayer, la plantilla tuvo una sesión de entrenamiento de 55 minutos, en los que dedicó el tiempo a realizar ejercicios de forma distendida y relajada. El balón ha sido el protagonista tras la celebración de un partidillo precedido de diferentes ejercicios.

Para hoy se ha fijado una nueva sesión de entrenamiento para las 10,30 en el campo municipal del Plantío.