Burgos Club de Fútbol 1 – Deportivo Alavés SAD 2
Muy buenas sensaciones las que ha dejado hoy sobre el maltrecho cesped del Municial de “El Plantío” del Burgos Club de Fútbol. El equipo de Fede Castaños que debutaba en casa al igual que la mayoría de sus jugadores, dió muy buena imagen ante un rival de superior categoría y que este año volverá a luchar por el ascenso al Primera División.
Buenas sensaciones esta tarde-noche en “El Plantío”, ante una buena entrada para las fechas en las que estamos, el Burgos C.F. no logró un resultado favorable en su partido de presentación pero, pero dejo muy buen sabor de boca a los aficionados que acudieron a seguir el primer partido de la temporada en nuestra capital.

El Burgos que jugó con el siguiente once: Aurreko, Raúl, Zubizarreta, Lucio, Ibarra, Kortina, Víctor, Goiria, Carlos, equipo titular que no dejo en ningún instante de intentar jugar el balón, lo saco con sentido desde su defensa, y le dio la velocidad suficiente para agradar al público en varios momentos del encuentro. Lo de menos el resultado, 1 gol a 2. El Alavés uno de los gallitos de la Segunda División A jugo con sus “estrellas” desde el comienzo: Juan Pablo, Coromina, Téllez, Sergio, Astudillo, Carpintero, Carreras, De Lucas, Bodipo, Sergio Santamaría, Kiko y se adelanto por mediación de Bodipo uno de los fichajes estrella de Dimitri Pitermann. El empate del Burgos llegó por medio una pena máxima que marco el delantero Carlos uno de los jugadores más destacados del equipo local junto a Víctor, quizás el jugador que mejor impresión dio hoy. De los canteranos destacar a Pekas, el joven burgalés que ha causado una muy buena impresión durante esta pretemporada no se amedrentó en el uno contra uno y siempre busco el gol.

Al final y ante los cambios del equipo de Fede Castaños, siempre se ha dicho que la veteranía es un grado, el Deportivo Alavés logró el segundo gol por mediación de Rubén Navarro ya en el descuento y se llevó la victoria pero no las buenas impresiones que quedaron en posesión de los aficionados burgaleses que salieron del campo con una sonrisa de cara a la temporada que comienza en semana y media.