EL PRESIDENTE DEL CLUB, ERNESTO DE LA PEÑA, CONDENA LAS AGRESIONES Y PIDE QUE NO SE PERJUDIQUE LA IMAGEN DE LA LOCALIDAD NI DE LA AFICIÓN
Tras los penosos incidentes ocurridos en la localidad burgalesa de Villarcayo, donde en un partido de Primera Provincial, se produjo la agresión a un árbitro y a un juez de línea, el presidente del Villarcayo Nela, Ernesto de la Peña, en declaraciones a RNE, ha pedido que no se implique a toda la afición de Villarcayo, por la acción de unos pocos y que no se perjudique la imagen del club ni de la localidad por unos hechos, por los que expresa su más rotunda reprobación, pero que considera puntuales y que no reflejan la realidad de la afición al fútbol de Villarcayo.
Tras los penosos incidentes ocurridos en la localidad burgalesa de Villarcayo, donde en un partido de Primera Regional, se produjo la agresión a un árbitro y a un juez de línea, el presidente del Villarcayo Nela, Ernesto de la Peña, en declaraciones a RNE, ha pedido que no se implique a toda la afición de Villarcayo, por la acción de unos pocos y que no se perjudique la imagen del club ni de la localidad por unos hechos, por los que expresa su más rotunda reprobación, pero que considera puntuales y que no reflejan la realidad de la afición al fútbol de Villarcayo.

De la Peña considera que desde la directiva hubo en todo momento un trato correcto al trío arbitral y que cuando sucedieron los hechos y se produjo la invasión de campo, era imposible poder controlar a los violentos que saltaron al terreno de juego.

El presidente del Villarcayo Nela también afirmó que el jugador que agredió al colegiado, lo hizo en un momento de máxima tensión en el partido y que está totalmente arrepentido de su acción. Es un jugador muy apreciado en el equipo, que no supo controlarse cuando el colegiado le mostró la cartulina que suponís su expulsión, que dejaba al equipo con ocho jugadores.

Ernesto de la Peña lamenta los incidentes y pide perdón por ellos, a expensas de la sanción que pueda llegar al jugador y al club por los mismos, pero recuerda, que desde 1972 en que se fundó el Club, la afíción de Villarcayo ha tenido un buen comportamiento.

Los hechos ocurrieron durante el partido de Primera Regional entre el Villarcayo Nela y el San Cristobal, tras la expulsión de tres jugadores del equipo local, con el marcador de 1-2 favorable al San Cristobal.

La Subdelegación del Gobierno ha confirmado que la Guardia Civil ha abierto una investigación con el fin de identificar a los autores de la agresión al árbitro y su juez de línea, que se encontraban entre el público asistente al encuentro.

El partido fue suspendido y el árbitro y sus auxiliares abandonaron las instalaciones con protección de la Guardia Civil.

En Burgos Deporte intentaremos en las próximas horas recoger la postura y opiniones de la Federación y Colegio de árbitros, para ofrecérselas a nuestros lectores.