Burgos y Mirandés ocupan los últimos puestos de la tabla después de la tercera jornada de liga.
Mal comienzo liguero han tenido los equipos de nuestra provincia, el Burgos CF y el Club Deportivo Mirandés, en el comienzo de la liga. La decepción invade a las dos aficiones tras la disputa de los tres primeros partidos, en los que únicamente han conseguido un empate. Pero lo más preocupante es la nula efectividad de cara a la portería, ya que ninguno de los dos equipos ha conseguido marcar ni un solo gol en los tres partidos.
Mal comienzo liguero han tenido los equipos de nuestra provincia, el Burgos CF y el Club Deportivo Mirandés, en el comienzo de la liga.

La decepción invade a las dos aficiones tras la disputa de los tres primeros partidos, en los que únicamente han conseguido un empate.

Pero lo más preocupante es la nula efectividad de cara a la portería, ya que ninguno de los dos equipos ha conseguido marcar ni un solo gol en los tres partidos disputados.

La única diferencia que separa a ambos equipos es el número de goles encajados, En este sentido parece que el Burgos tiene, hasta el momento, mejor defensa que el Mirandés. Los de la capital han encajado únicamente dos goles, mientras los rojillos han encajado el doble, es decir 4.

Una situación muy poco alentadora para pensar en repetir los partidos de rivalidad provincial delaño pasado con los dos equipos luchando por una plaza en la promoción de ascenso.Aunque queda mucha liga por delante y todo es todavía posible.

Por de pronto, lo que no puede ni debe faltar es el apoyo de las aficiones y la comprensión de los medios de comunicación ante un comienzo liguero decepcionante, sí, pero que es simplemente eso: un mal comienzo, con mucho tiempo y muchos partidos para arreglar la situación.

La liga es el torneo de la regularidad y lo importante no es como comienza, sino como termina.