Castilla y León ofreció un partido muy aceptable frente a Portugal, un rival superior que venció merecidamente
La selección de baloncesto de Castilla y León ya es una realidad, tras disputar el primer partido de su historia en Burgos, ante la selección de Portugal. Los castellanos evidenciaron caréncias en cuanto a conjunto, como es lógico, pero plantaron cara a la selección portuguesa y demostraron que, individualmente, pueden formar un equipo con buenas perspectivas de futuro.


SELECCION DE CASTILLA Y LEÓN 77 PORTUGAL 84

Parciales: 23-22/ 44-48/55-68/ 77-84

La selección de baloncesto de Castilla y León ya es una realidad, tras disputar el primer partido de su historia en Burgos, ante la selección de Portugal.

Los castellanos evidenciaron caréncias en cuanto a conjunto, como es lógico, pero plantaron cara a la selección portuguesa y demostraron que, individualmente, pueden formar un equipo con buenas perspectivas de futuro.

El partido comenzó con muy buenas intenciones de la selección de Castilla y León, que remontó las primeras ventajas de los portugueses e incluso pudo cobrar mayor ventaja que el pírrico punto que logró al término de los primeros diez minutos.

En el segundo cuarto despertaron los portugueses con un juego de contragolpe muy efectivo y una selección de Castilla y León demasiado blanda, que ofreció demasiadas facilidades en defensa. Los portugueses se adelantaron con cuatro puntos de ventaja en este segundo parcial, aunque el encuentro estaba abierto. (44-48)

El partido se decidió en el tercer set, en el que Portugal jugó sus mejores minutos, ante un combinado regional que se veía incapaz de frenar a la selección nacional portuguesa. Se notó mucho que los portugueses constituyen un equipo conjuntado, que se conocen muy bien, que han jugado juntos muchas veces y que forman un bloque sólido. Poderoso argumento ante una selección de Castilla y León que presentaba buenas individualidades, pero donde fallaba el juego de conjunto y la compenetración entre los jugadores. Lógico si tenemos en cuenta que es el primer partido de esta selección. El tercer parcial fue decisivo, porque permitió a Portugal irse de 13 puntos, 55-68, lo que ponía muy difícil la remontada castellana , tal y como estaba el partido.

Sin embargo reaccionó Castilla y León en el último cuarto, con un juego muy inteligente, fotrzando las faltas personales de Portugal y acercándose en el marcador hasta poner nervioso al equipo portugués, cuando los castellanos se pusieron a tres puntos de igualar la contienda (72-81)

Pero no fue posible la sorpresa, ya que la mayor vetenaría y juego de conjunto de los visitantes, volvió a permitir a Portugal distanciarse en el marcador y llegar al final, con un 77-84, un digno resultado para la selección de Castilla y León en su primer partido, que hace concebir esperanzas de que este equipo, con un poco más de rodaje puede ofrecer grandes satisfacciones y tiene posibilidades.

El partido fue presenciado por unas 600 personas en el Polideportivo Municipal El Plantío.