BUEN PARTIDO DEL EQUIPO BURGALÉS QUE SUPO ADMINISTRAR SU VENTAJA DESDE EL COMIENZO AUNQUE SUFRIÓ AL FINAL
Autocid logró lo que parecía imposible. hasta el momento los de Casadevall se habían enfrentado tres veces a los alicantinos, las tres con victoria levantina, el Lucentum era el claro favorito para este encuentro, pero en el deporte la grandeza comienza por lo que no está escrito de antemano y por la capacidad de sorpresa. Y si en Alicante los de Casadevall no brillaron alto, en El Plantío todo fue diferente y el equipo burgalés supo hacer un buen planteamiento y llevarse el partido para forzar el tercer y definitivo encuentro que se jugará en Alicante el próximo domingo a las 19,30 h.



FOTOS: JAIRO MANZANO.- burgosdeporte.com

AUTOCID FORD BURGOS 75
LUCENTUM ALICANTE 71

PARCIALES: 18-12/ 43-34/ 59-52/ 75-71/

Autocid logró lo que parecía imposible. hasta el momento los de Casadevall se habían enfrentado tres veces a los alicantinos, las tres con victoria levantina, el Lucentum era el claro favorito para este encuentro, pero en el deporte la grandeza comienza por lo que no está escrito de antemano y por la capacidad de sorpresa. Y si en Alicante los de Casadevall no brillaron alto, en El Plantío todo fue diferente y el equipo burgalés supo hacer un buen planteamiento y llevarse el partido para forzar el tercer y definitivo encuentro que se jugará en Alicante el próximo domingo a las 19,30 h.

Desde el primer momento Autocid tuvo ganas de jugar bien ante su afición y ofrecerle el homenaje que se merecen por todo un año de apoyo incondicional. El equipo de Casadevall salió muy metido en el partido y cobró ventaja en el electrónico desde el primer momento. Seis puntos separaron a los locales de su rival tras el primer cuarto y en el segundo Autocid cimentó su triunfo final con una gran defensa y un intercambio de canastas en el que cobró ventaja. En el descanso la ventaja se había incrementado a 9 puntos.

Lo Grippo, Sanmantin y Sinanovic fueron los ejes sobre los que gravitó la ventaja burgalesa que siempre se mantenía, pese a los esfuerzos del equipo alicantino por reducir las diferencias. Los siete puntos de ventaja al término del tercer cuarto hacían presagiar un final de infarto y así fue. Pese a que Autocid llegó con ventaja de 10 puntos a los últimos 2 minutos, Alicante redujo la diferencia a 3 y se metió en el partido. Pero el equipo burgalés supo jugar a todo un gran conjunto como Alicante. Los de Casadevall estuvieron firmes en defensa y con la cabeza muy metida en el partido en los momentos claves, lo que fue determinante para conseguir la victoria.

Al final, 75-71 y Autocid volverá a Alicante para jugar el próximo domingo el partido decisivo, en el que los alicantinos siguen siendo los grandes favoritos, pero en el que puede pasar de todo y cualquier fallo o acierto, puede condicionar la eliminatoria.

Con este resultado, ahora más que nunca podemos decir que Autocid ha cubierto con creces sus objetivos en esta temporada. La tarea está hecha aunque es bonito soñar y el techo puede ser más alto. Enhorabuena.