SU VICTORIA EN VITORIA ANTE CAJA VITAL ZUZENAK LE OTORGA LA CLASIFICACIÓN MATEMÁTICA
Objetivo cumplido, Mopntur El Cid estará en la fase de ascenso a División de Honor, tras su última victoria en tierras alavesas frente al Caja Vital Zuzenak.

El partido fue muy competido el disputado en Polideportivo Ariznavarra de Vitoria. Sólo en el último cuarto pudo distanciarse Montur en el marcador, con un parcial final de 15 a 24 que acababa con las esperanzas vitorianas de vencer al líder invicto de la categoría. Esperanzas muy fundadas, desde luego, por la igualdad que había mostrado el partido hasta el despegue final burgalés.


CAJA VITAL ZUZENAK 60
MONTUR EL CID BURGOS 71

Objetivo cumplido, Mopntur El Cid estará en la fase de ascenso a División de Honor, tras su última victoria en tierras alavesas frente al Caja Vital Zuzenak.

El partido fue muy competido el disputado en Polideportivo Ariznavarra de Vitoria. Sólo en el último cuarto pudo distanciarse Montur en el marcador, con un parcial final de 15 a 24 que acababa con las esperanzas vitorianas de vencer al líder invicto de la categoría. Esperanzas muy fundadas, desde luego, por la igualdad que había mostrado el partido hasta el despegue final burgalés.

Como estaba previsto, Zuzenak quiso dejar claro desde el principio que lo iba a intentar con todas su fuerzas, y en el minuto cuatro ya mandaba por 7 a 2, lo que supondría su mayor ventaja a lo largo de todo el encuentro. La defensa preparada por el entrenador burgalés con el fin de parar al mejor artillero vitoriano, Gandía, no daba resultado, y de ello se aprovechaba Reguero que parecía tener un imán para hacerse con los rebotes en la canasta burgalesa. Pero apareció entonces el mejor Ding Hai de toda la temporada. Asumió el protagonismo en ataque y consiguió doce puntos en el primer cuarto, que situaban el marcador al final del mismo en 13 a 14.

El segundo cuarto comenzó con las mismas señales, mucha igualdad, empates a 16, a 18 y a 20, pero entonces la defensa burgalesa, ya mucho más ajustada y efectiva, permitió un despegue hasta el 20 a 26. Un triple de Gandía corta la racha e inicia una en sentido contrario, y esta respuesta de local les permite ponerse de nuevo por delante en el marcador por 27 a 26 en el minuto 18. Al descanso se llega con un 29 a 30 y parcial para el segundo cuarto de 16 a 16, signo inequívoco de la igualdad con la que se estaba desarrollando el partido.

A la vuelta de vestuarios se comienza la segunda parte del mismo modo, pero con 31 a 32 en el electrónico, un espectacular Helder en el tiro exterior lidera a Montur a conseguir un parcial de 2 a 9, y de nuevo parece que Montur va a acabar con la resistencia local y va a poder acabar el partido dominando con claridad. Nada más lejos de la realidad, ya que la respuesta vitoriana, con Reguero y Gandía de estandartes, les situó de nuevo por delante en el marcador, ya en el último minuto del cuarto. Dos muy buenas defensas burgalesas en los últimos treinta segundos permitieron robar dos balones y que Montur retomara el mando en el marcador por 45 a 47.

Como ya habíamos comentado, el partido se rompió en el último cuarto. Montur había ido de menos a más a lo largo del encuentro, intensificando y mejorando su defensa, y uniendo cada vez más efectivos acertados a su ataque. Si Ding Hai había llevado la voz cantante casi en solitario en la primera parte, a él se le habían sumado Helder, Manu y Huang durante la segunda, las fuerzas locales fueron apagándose y el despegue visitante fue inevitable. En los cuatro primeros minutos de este cuarto Montur consiguió anotar un 2 a 10 a su favor, y poco después, un triple de Helder ya dejaba sentenciado el encuentro y acababa con las ilusiones locales. No dejaron estos de luchar y mostrar la garra que les caracteriza, pero Montur se mostraba muy seguro, sin bajar un ápice en su intensidad defensiva y agotando las posesiones para encontrar la mejor opción ofensiva.

En resumen, excelente partido que sirve a Zuzenak para refrendar el magnífico nivel que están mostrando a lo largo de esta temporada y a Montur para clasificarse matemáticamente para la fase de ascenso, primer gran objetivo del año. No puede hablarse de un solo destacado en el conjunto burgalés, ya que, precisamente, la clave para la victoria estuvo en el perfecto desarrollo de las funciones encomendadas por su entrenador a todos y cada uno de los jugadores que tomaron parte en el encuentro.

DATOS DEL PARTIDO:

CAJA VITAL ZUZENAK 60 (13+16+16+15)
Gandía (20), Domínguez (2), Reguero (20), Urteaga (8) y Lemos (4)- cinco inicial- Ibarreta (4), Ruiz (2) y Fadrique

MONTUR CID 71 (14+16+17+24)
Alvar, Huang Xunan (12), Manu (7), Ding Hai (33), y Helder (13) – cinco inicial- Dani, Alberto, Álvaro (2) y Ángel (4).

ARBITROS
López (Bilbao) y García (Vitoria). Sin complicaciones. Señalaron 23 faltas a los locales (eliminados Ruiz, minuto 33, y Gandía en el minuto 40) y 21 a los visitantes (sin eliminados)